viernes, 28 de febrero de 2020

La aplicación del catastro multipropósito va a permitir la actualización del valor de los predios y una dinamización del mercado

Olga Lucía López

Actualizar la información catastral es una tarea inaplazable. Colombia tiene que tener datos que reflejen la realidad de los predios en todo el territorio, sus límites, usos, propiedad y valor, para lograr impuestos justos, un uso eficiente de los recursos, mayor productividad de las zonas rurales y una dinamización del mercado inmobiliario, pero, sobre todo, para tener una mejor planeación territorial y avanzar hacia una paz con legalidad, brindando seguridad jurídica a los propietarios.

Por eso, estamos trabajando en la puesta en marcha del catastro multipropósito, un registro completo, actualizado y confiable de los terrenos y construcciones del país, que no solo se centre en el objetivo fiscal, sino que sirva como insumo para la elaboración de políticas públicas y la toma de decisiones por parte de los mandatarios departamentales y locales. De esta manera, será un catastro digital e interoperable con los sistemas de información de otras entidades, para que su actualización sea permanente.

Para dar este paso fundamental ya tenemos los lineamientos que nos permitirán lograr la actualización y, en muchos casos, el levantamiento de la información de una manera eficiente. Fundamentalmente, a través del Decreto 148 de 2020, la gestión catastral fue definida como un servicio público, esto quiere decir que podrá ser prestado por los entes territoriales, esquemas asociativos de ellos, y agencias nacionales, que sean habilitados como gestores tras cumplir con los requisitos. Esto nos permitirá un mayor alcance de esta política.

Nosotros, desde el Instituto Geográfico Agustín Codazzi, como máxima autoridad catastral del país, haremos el proceso de habilitación de estos gestores, los acompañaremos técnicamente durante todo el proceso y brindaremos el servicio en aquellos lugares que por su capacidad institucional no puedan hacerlo. Además, lo más importante, es que garantizaremos la calidad y la oportunidad de la información generada por estos nuevos actores, para que realmente cumpla con sus objetivos.

Para comenzar la actualización catastral, los municipios y departamentos tienen dos opciones: habilitarse como gestores o contratar a uno que ya esté facultado. En todo caso, el proceso solo durará 10 meses, tras los cuales se tendrá información certera de la estructura de la propiedad del territorio, lo que también dinamizará el mercado del suelo.

Entonces, no hay por qué esperar más. La invitación a los alcaldes y gobernadores de todo el país es a que incluyan en sus planes de desarrollo la implementación del catastro multipropósito como una prioridad, de manera que podamos empezar a trabajar de la mano para tener un censo de los predios acorde con las necesidades del país y al servicio de los ciudadanos.

En el Igac nos estamos modernizando para poner las nuevas tecnologías al servicio de este proceso, pero en total seremos siete entidades del Gobierno nacional las que trabajaremos en el propósito de lograr un sistema de actualización catastral sostenible, que permita el mejoramiento de la política de titulación, especialmente en las zonas rurales; una simplificación de los trámites para los colombianos, y el desarrollo regional. Esto es legalidad y equidad para todos los colombianos.