.
TRANSPORTE Bogotá tendrá la tercera línea de metro que moverá más pasajeros en la región
viernes, 20 de agosto de 2021

Entre las principales capitales de América Latina que tienen este sistema de transporte, ciudad de México y Santiago son las que más transportan usuarios en un solo día

Esteban Feria

Con el inicio de las obras del patio taller del Metro de Bogotá, la ciudad empezó oficialmente la construcción del nuevo sistema de transporte, mucho más rápido y eficiente, que sumaría a la ciudad a la lista de capitales de la región que cuentan con esta infraestructura.

Entre las ciudades de Latinoamérica que se destacan por tener este transporte se evidencia que, por ejemplo, Ciudad de México lleva la delantera en cifras de movilización de pasajeros, pues al día mueve 4,6 millones de personas, seguida por Santiago de Chile, que moviliza en su sistema al menos 2,6 millones de pasajeros y detrás se ubicaría Bogotá, que le apunta a transportar un millón de personas diarias.

Más abajo se ubica Buenos Aires, con 850.000 pasajeros aproximadamente y finalmente Lima, Perú, que transporta 550.000 personas al día.

Respecto a la fecha de construcción, los sistemas cuentan con grandes diferencias pues en ciudades como Santiago, el metro existe desde 1975, por su parte, Ciudad de México inauguró su sistema en 1969. Lima lo puso en funcionamiento hace 10 años, mientras que Brasilia, por su parte, lo lanzó en 2001.

Argentina se consolidó como el país con el metro más antiguo, pues la primera línea se construyó en 1913.

Pese a que Bogotá tardaría siete años en la construcción de la primera línea de 23 kilómetros, es evidente que los países latinoamericanos lograron construir sus sistemas, en poco tiempo, pero con tecnologías antiguas. Ante esto, los expertos dicen que las situaciones no son comparables, pues las distancias entre las líneas difieren mucho de la propuesta para Bogotá.

Sobre las longitudes, Argentina fue el país que tardó menos en construir su metro, esto debido a que la extensión de la primera línea era de 9,8 kilómetros. En Santiago de Chile la longitud fue de 8,2 kilómetros y destinó seis años en la construcción. Por otro lado Ciudad de México tuvo su primera línea de 18,8 kilómetros en tan solo cinco años.

En la capital de Brasil se construyeron 32 km en nueve años, mientras que en Lima duró más de 20 años la construcción de 34,6 km.

Según Oscar Figueroa, investigador del Instituto de Estudios Urbanos y Territoriales de la Universidad Católica de Chile, pese a que los metros en la región representan una idea innovadora, adoptando el modelo de transporte de países extranjeros, estos tienen varios problemas, pues muchas veces se subutilizan o se abusa de sus capacidades, como el caso chileno, que algunas veces se ve vacío. Argentina, por otro lado, muestra un agotamiento en su sistema y se pide una renovación.

LOS CONTRASTES

  • Claudia López Alcaldesa de Bogotá

    “La construcción de esta nueva línea de metro en Bogotá va a generar más de 17.000 empleos directos y miles indirectos, a lo largo y ancho de toda la obra”.

  • Oscar FigueroaInvestigador Ieut de la U. Católica de Chile

    “En los metros de la región, los costos y tiempos de construcción previstos al inicio representaban solo una fracción de los valores reales experimentados”.

Sistemas tienen desequilibrio en demanda

Respecto al análisis del rendimiento de los metros de la región, Oscar Figueroa encontró, a través de un estudio, varias similitudes y diferencias destacables entre los sistemas, pues casi todos contienen un fuerte desequilibrio frente a las líneas de su trazado. En México, las primeras tres líneas concentran casi 89% de la demanda de pasajeros, en Brasil, la primera línea del sistema de Río de Janeiro concentra 94%, mientras que en Santiago de Chile la misma línea tiene 77% de los pasajeros. En Buenos Aires el desequilibrio es menor, pues se registra solo 31% de concentración de viajeros en la primera línea.