.
INDUSTRIA Zara apuesta por alejarse de la moda rápida con telas hechas de carbono capturado
sábado, 18 de junio de 2022

La semana pasada, la marca española lanzó una colección de ropa limitada que proviene de las emisiones de carbono capturadas

Bloomberg

Este no es un vestido de coctel promedio. Lanzado la semana pasada por Zara, de Inditex, como parte de una colección de ropa limitada, este pequeño número rosa cuesta US$90 y proviene, en parte, de las emisiones de carbono capturadas. También está oficialmente agotado.

Las emisiones de carbono y otros gases de efecto invernadero son, a falta de una mejor descripción, las peores. La acumulación de estos gases en las últimas décadas está comenzando a remodelar todos los rincones del planeta de formas aterradoras. En las últimas semanas se han visto inundaciones devastadoras en el Parque Nacional de Yellowstone, incendios forestales en Arizona y California, y un calor extremo en Texas. El ritmo de estos eventos está presionando a las empresas para que reduzcan sus niveles de contaminación.

La industria de la moda, en particular, representa de 2% a 8% de las emisiones globales de carbono, según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente. La dependencia de la industria de los plásticos para telas y textiles es una gran parte del problema, incluso cuando la propia industria ha tratado de cambiar la marca de los materiales como amigables con el medio ambiente y buenos. La reducción de esas emisiones ha llevado a algunos minoristas como Zara a experimentar con nuevos productos y ajustes en la cadena de suministro.

“El público está muy preocupado por la contaminación plástica y la crisis de los desechos plásticos; es visible para todos”, dijo Veena Singla, científica principal del Consejo de Defensa de los Recursos Naturales. “La gente quiere acción y soluciones, y vemos empresas de todos los sectores de la industria respondiendo a eso”.

Los vestidos de Zara incluían un 20% de un tipo especial de poliester fabricado con un ingrediente procedente de las emisiones industriales de carbono. La empresa que ayudó a desarrollar y fabricar esa tela es LanzaTech, Inc. La directora ejecutiva, Jennifer Holmgren, explicó los orígenes de la tela.

Las acerías por lo general queman monóxido de carbono y dióxido de carbono en la atmósfera, dijo. LanzaTech opera una planta en un sitio de una acería, para capturar fácilmente las emisiones de monóxido de carbono y ponerlas en un reactor, dijo Holmgren, un proceso llamado fermentación de gas. Luego, una cepa única de bacterias dentro del reactor devora las emisiones y “básicamente expulsa etanol”.

“Es como la levadura cuando haces cerveza y le das azúcar y produce etanol”, dijo Holmgren. “No lo alimentamos con azúcar; alimentamos nuestro organismo con monóxido de carbono o dióxido de carbono”.

El etanol de LanzaTech, que es químicamente idéntico al etanol derivado de combustibles fósiles, se envía luego a empresas que lo convierten en otros productos químicos utilizados en tejidos de poliester o en otros productos, como botellas de plástico.

El impulso climático de una tirada tan limitada de ropa probablemente sea minúsculo. Sin saber la cantidad de vestidos vendidos (Zara se negó a compartir esta información y Holmgren no lo sabía), es difícil medir cuánto están ayudando estas colecciones. “La pregunta del millón” sobre una tecnología tan emergente, según la analista de moda independiente Veronica Bates Kassatly, es: ¿Puede escalar?

Holmgren dice que sí. Además de las dos plantas de LanzaTech en China, una de las cuales obtuvo la certificación de la Mesa Redonda sobre Biomateriales Sostenibles, está programada la apertura de siete plantas más a nivel mundial en los próximos años. LanzaTech ha producido más de 30 millones de galones de etanol desde principios de 2021, lo que, según dice, equivale a mantener 150.000 toneladas métricas de dióxido de carbono fuera del aire. Su objetivo es producir 100 millones de galones para fines de 2023. Y aunque las plantas operativas usan solo monóxido de carbono como fuente de emisiones, hay planes para expandirse y usar dióxido de carbono también.

La startup tiene acuerdos con varias marcas minoristas importantes, incluidas Lululemon, Coty, Mibelle y Migros. Un spin-off llamado LanzaJet está produciendo un tipo de combustible para aviones sostenible para las aerolíneas.

“El combustible fósil está en todo lo que usamos, no solo en el combustible o la energía”, dijo Holmgren. Ella espera que los vestidos de Zara le muestren a la gente “que para descarbonizar, tenemos que cambiar de dónde proviene el carbono en todo”.

Como lo ve Kassatly, si los desarrollos y la tecnología detrás de la tela de LanzaTech funcionan como se anuncia, son un paso en la dirección correcta, pero no la mejor solución para el exceso y el desperdicio de moda. “La solución obvia no es producir poliéster a partir de otra cosa”, dijo, “es producir menos poliéster”.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

América Latina 28/06/2022 La Cepal asegura que la pandemia no logró frenar la migración a lo largo de la región

En el caso de Chile -como en el de Colombia y Costa Rica- el 2020 hubo una desaceleración en el crecimiento de la migración

Judicial 28/06/2022 A juicio multimillonario acusado por mayor fraude de evasión de impuestos en EE.UU.

Robert Brockman, un empresario de la industria del software de 81 años, enfrenta cargos penales por evadir impuestos sobre US$2.000 millones en ingresos y lavado de dinero.

Tecnología 28/06/2022 La compañía Sony da un salto al equipo de juegos de PC con la nueva marca Inzone

La nueva marca es el esfuerzo de la empresa por capturar una porción del mercado de periféricos con miras en exclusividades

MÁS GLOBOECONOMÍA