RIPE:
DIARIO FINANCIERO

El S&P 500 terminó la semana con una caída de 0,63% y el Dow Jones finalizó con un descenso de 1,75%

Diario Financiero

Cambió el discurso en Wall Street. Si hace unas semanas la culpa de las fuertes caídas que tenían las bolsas globales era por la corrección de las tecnológicas, ahora los operadores están mirando más allá y se preocupan por la economía.

La jornada de este viernes terminó en Nueva York con el S&P 500 subiendo 1,6% y el Dow Jones haciéndolo en 1,3%. Pero el resumen de los últimos cinco días deja a ambos indicadores con caídas de 0,63% y 1,75% respectivamente. Es la cuarta caída semanal de Wall Street consecutiva.

El alza de casos de coronavirus en varios países, es decir, la temida "segunda ola" es una realidad y las medidas tomadas por los gobiernos hacen revivir a los inversionistas los peores miedo de marzo cundo el "gran confinamiento" devastó a la actividad y literalmente tiró al suelo las acciones.

Muestra del cambio que hay en las mesas de dinero es que los títulos más castigados en la semana fueron los que están más ligados al ciclo económico como los bancos o productores de materias primas.

Un análisis de Bloomberg detalla que por muchas semanas los inversionistas en Estados Unidos ignoraron que el estímulo fiscal en la principal economía se estaba agotando, por lo que ahora ven que la falta de nuevas medidas que apuntalen a la actividad presiona a la empresas que ven más difícil recuperar los ingresos perdidos en la primera parte del año. Ya es tarde para la bolsa, la incertidumbre de una elección presidencial ya llegó a Wall Street.

"Hay señales claras de que la reapertura de la economía se ha estancado", dijo a Bloomberg, Marc Chaikin, fundador de Chaikin Analytics, añadiendo que "necesitamos otro proyecto de ley de estímulo para poner en marcha el mercado otra vez". Pero otro plan parece difícil, con los congresistas centrándose en el Supremo Tribunal y unas elecciones presidenciales potencialmente caóticas que se avecinan noviembre.

En Chile el IPSA terminó la sesión del viernes con un alza de 0,49%, por lo que el selectivo quedó en 3.589,04 puntos. De todas formas no fue suficiente para revertir una negra semana para las acciones locales, ya que el indicador perdió en la semana 3,77%.