La solicitud es de US$1.600 millones para ayudar a menores víctimas de crisis humanitarias y del impacto del virus

Reuters

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef ) solicitó 1.600 millones de dólares, más del doble de su pedido inicial hace dos meses, para ayudar a niños que ya sufrían crisis humanitarias y que ahora padecen la pandemia del covid-19.

Unicef dijo que desde finales de marzo hasta ahora ha recibido 215 millones de dólares. El coronavirus SARS-CoV-2, que causa la enfermedad respiratoria covid-19, ha infectado a unos 4,1 millones de personas en todo el mundo y más de 282.000 han muerto, según un recuento de Reuters. El virus surgió por primera vez en la ciudad china de Wuhan a fines del año pasado.

"Hemos visto lo que la pandemia está haciendo a los países con sistemas de salud desarrollados y tememos lo que le haría a naciones con sistemas más débiles y menos recursos disponibles", dijo la directora ejecutiva de Unicef Henrietta Fore.

Unicef está enfocando su respuesta a la pandemia en países con crisis humanitarias existentes, trabajando para prevenir la transmisión y disminuir el impacto del covid-19 en el acceso a salud, nutrición, agua y saneamiento, educación y protección.

"La pandemia es una crisis de salud que se está convirtiendo rápidamente en una crisis de derechos del niño", declaró Fore. "Esos fondos nos ayudarán a responder a la crisis, recuperarse de sus consecuencias y proteger a los niños de sus efectos colaterales".

Un análisis de Unicef reveló que cerca del 77 por ciento de los niños, o 1.800 millones, viven en uno de los 132 países con alguna forma de restricciones de movimiento.