.
GLOBOECONOMÍA Una profunda crisis crediticia está afectando ingresos bancarios en Brasil
sábado, 30 de abril de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Bloomberg

Banco Bradesco, el segundo mayor del país por valor de mercado, apartó 836 millones de reales (US$240 millones) en el primer trimestre para cubrir los préstamos incobrables ligados a la empresa de plataformas petroleras Sete Brasil Participações, según dijo una persona con conocimiento directo del tema el jueves pasado, que pidió no ser identificada porque la información no es pública. Las ganancias cayeron  3,7%.

Itaú Unibanco Holding, el mayor banco de Brasil por valor de mercado, y Banco do Brasil, el número uno por activos, podrían ser los siguientes. Itaú, con sede en São Paulo, que dará a conocer los resultados del primer trimestre el próximo martes, hizo uso de un fondo de garantía en febrero después de que Sete Brasil no pudo pagarle los préstamos que le había otorgado. Banco do Brasil, que es estatal, tiene US$1.137 millones expuestos a Sete Brasil y aún no ha calculado todas las pérdidas relacionadas, según personas al tanto del asunto.

“Las provisiones de Bradesco aumentan las expectativas acerca de los resultados que dará a conocer Itaú”, dijo Max Bohm, analista de Empericus Independent Research.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

China 30/07/2021 Didi se hunde cuando China intensifica escrutinio del sector de transporte de usuarios

Algunas empresas de la industria operan actualmente de manera irregular e interrumpen la competencia leal, dijo el viernes el Ministerio de Transporte

China 02/08/2021 JPMorgan dice que los cambios regulatorios chinos son un problema local, no global

JPMorgan dijo que seguía sobreponderando las acciones de los mercados emergentes, pues las complicaciones estarían disminuyendo

Tecnología 30/07/2021 Neuralink, la startup de cerebro-computadora de Elon Musk, recauda US$205 millones

Los fondos ayudarán a la compañía a trabajar en su implante cerebral para ayudar a las personas tetrapléjicas y con otros trastornos

MÁS GLOBOECONOMÍA