.
TECNOLOGÍA Una falla en WhatsApp permitía el hackeo de cuentas con una llamada de video
miércoles, 10 de octubre de 2018
La República Más

Facebook ha sufrido una serie de problemas relacionados con la seguridad en el último año

Reuters

Una falla en el servicio de mensajería WhatsApp, de Facebook, permitía a piratas informáticos tomar el control de las aplicaciones de los usuarios cuando respondían a una llamada en video, informaron el miércoles los sitios web de tecnología ZDnet y The Register.

La vulnerabilidad, que afectó a la aplicación WhatsApp en teléfonos inteligentes de Apple y los que tenían el sistema operativo Android, se descubrió a fines de agosto y fue reparada por Facebook a principios de octubre, según un informe de divulgación técnica publicado en Internet.

Facebook no respondió a las solicitudes de comentarios de manera inmediata. No está claro si el error fue aprovechado en alguna ocasión para realizar un ataque antes de que se solucionara.

"Es muy serio", escribió en Twitter Travis Ormandy, el investigador de Google Project Zero que descubrió la falla. "Sólo ++responder a una llamada de un atacante podría comprometer completamente a WhatsApp", advirtió.

Facebook ha sufrido una serie de problemas relacionados con la seguridad en el último año. La compañía reveló la semana pasada su peor brecha de seguridad, que afectó a casi 50 millones de cuentas.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Salud 19/09/2021 La acumulación de vacunas para covid por parte de países ricos llega a 1.200 millones

Aunque varios países tienen un excedente millonario de dosis siguen acaparando la producción de las farmacéuticas

Salud 19/09/2021 Emiratos Árabes Unidos informa menos casos en un año mientras llega Dubai Expo

Hay menos de menos de 400 casos a dos semanas de que inicie el evento presencial más grande desde que comenzó la pandemia

Tecnología 21/09/2021 MercadoLibre retoma título de la más valiosa, tras caída del productor brasileño Vale

El colapso de 32% de Vale desde un máximo de julio hace que la minera con sede en Río de Janeiro valga menos que MercadoLibre

MÁS GLOBOECONOMÍA