Este crimen, cuyo saldo total de fatalidades se desconoce, se cuenta como una de las peores olas de crímenes en Canadá en años

The Wall Street Journal

Al menos 10 personas fueron asesinadas después de un confuso tiroteo en una zona rural de la provincia canadiense de Nova Scotia, y el sospechoso fue abatido en una confrontación con la policía, anunciaron las autoridades canadienses.

Un oficial de policía que respondió a las llamadas de emergencia del Royal Canadian Mounted Police el sábado por la noche figura entre los muertos.

La Policía explicó que empezaron a recibir llamadas de emergencia el sábado en la noche en el condado de Colchester, aproximadamente 400 millas al este de Maine, y encontrar un número de víctimas dentro y fuera de una casa. Encontraron también casas en llamas.

La Policía dijo que las personas fueron asesinadas en varios lugares de la provincia. "No tenemos un recuento final" del número de muertos, dijo el Superintendente Chris Leather, jefe de investigación criminal en Nova Scotia. "Seguramente serán más de 10. Cuántos más, no sabemos".

Este se cuenta como una de las peores olas de crímenes en Canadá en años. En abril de 2018, un hombre pasó una van alquilada sober las personas que caminaban por una feria en Toronto, matando a 10 e hiriendo a 15.

Leather afirmó que cree que una persona es responsable por las muertes en Nova Scotia. "Nuestros oficiales estuvieron involucrados en terminar la amenaza".

En una rueda de prensa del domingo por la tarde, oficiales de alto rango anotaron que la ola de tiroteos afectará fuertemente a los ciudadanos de la provincia, que tiene una población un poco menor al millón de habitantes.