En una columna Elliott Abrams aseguró que las elecciones en venezuela deberían hacerse sin Guaidó ni Maduro

María Carolina Ramírez Bonilla - mcramirez@larepublica.com.co

Una propuesta sin antecedentes se atrevió a hacer Elliott Abrams, representante especial de Estados Unidos para Venezuela. La llamó un Marco de Transición Democrática y la publicó en una columna de opinión en The Wall Street Journal. Para el funcionario “tanto Nicolás Maduro, el expresidente que se ha aferrado al poder, como Juan Guaidó, el presidente interino, deben hacerse a un lado para que los miembros electos de la Asamblea Nacional de ambos lados puedan crear un Consejo de Estado que sirva como transición”.

Esto con el fin de que se abra una opción para que en las próximas elecciones en Venezuela ninguno de los dos haga parte de los candidatos a ser elegidos para gobernar el país suramericano, lo que garantizaría un cambio político y administrativo en Venezuela.

El representante especial de EE.UU. aclaró que su país no apoya ninguna fuerza política para la Presidencia y que solo tiene como objetivo alcanzar el “retorno a la democracia. Creemos que todos los partidos, incluido el partido del régimen, el Psuv, deberían poder competir en igualdad de condiciones en elecciones libres y justas”, dice la columna.

LOS CONTRASTES

  • Mike PompeoSecretario de Estado de Estados Unidos

    “Juan Guaidó es el político más popular en Venezuela, creo que si se celebraran elecciones hoy, le podría ir increíblemente bien y Estados Unidos sigue apoyándolo”.

En ese marco que propone el representante reitera la intención de EE.UU. de reconocer los resultados de una elección libre y justa, sin importar qué partido gane; “a lo que nos oponemos es al abuso del poder del estado que le permite a una de las partes gobernar indefinidamente”, explicó.

Sobre estos anuncios hechos por Abrams, el experto venezolano Moisés Naím dijo en diálogo con La FM que esta propuesta puede ser atractiva para algunos de los miembros del gobierno que no están tan apalancados al poder como Maduro o Cabello, ya que se encuentran en un país que está inmerso en un contexto muy difícil, sin gasolina, con la expansión del Covid-19, el bajo precio del petróleo y otros factores que podrían generar que este anuncio genere una escisión dentro de la élite de Maduro.

Naím también aseguró que lo importante de este anuncio, más allá de pedirle a Guaidó y a Maduro que se hagan a un lado para convocar a elecciones, es conocer cuáles serán las condiciones de ese proceso electoral, ya que con o sin Maduro en la carrera por la Presidencia de la República, se podrían presentar resultados alterados como se ha visto en otros momentos de la historia venezolana.

“Las elecciones presidenciales libres y justas son el camino para salir de la crisis de Venezuela. Debido a que no se puede confiar en Maduro para organizarlos. Establecer el Consejo de Estado es un paso esencial”, escribió Abrams.

Con este último punto varios analistas están de acuerdo. La falta de precisión en los resultados de las elecciones presidenciales pasadas dejó en el ambiente una ola de incertidumbre sobre qué tan veraz son los datos que proporciona el Gobierno.

En medio de esta coyuntura, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo en rueda de prensa que espera que bajo el actual marco, las elecciones presidenciales y de la Asamblea Nacional de Venezuela se lleven a cabo en un plazo de seis a 12 meses.

Según cita Reuters Pompeo insistió en que “Nicolás Maduro nunca más gobernará Venezuela”, y dijo que la administración esperaba que tomara en serio la propuesta de Estados Unidos.

“Si se cumplen las condiciones del marco, incluida la partida de todas las fuerzas de seguridad extranjeras se levantarían todas las sanciones estadounidenses restantes”, dijo el Secretario de Estado a los periodistas.

Fiscalía llama a Guaidó

Mientras se daba este debate, la Fiscalía General de Venezuela informó que Juan Guaidó deberá comparecer el jueves ante el Ministerio Público para declarar en lo que el gobierno denuncia como un nuevo plan de golpe de Estado contra el presidente Nicolás Maduro.

“Desde la semana pasada, las autoridades han vinculado a Guaidó y a un general en retiro, quien estaba en Colombia y se entregó el 27 de marzo a la agencia antidrogas de Estados Unidos, con un supuesto plan para ingresar a territorio venezolano con armas y atacar a altos funcionarios, incluyendo a Maduro”, informó Reuters.