El fabricante de aviones europeo anunció la reducción del 11% en su fuerza laboral la semana pasada

Reuters

Miles de trabajadores de Airbus marcharon el miércoles junto a una pista de aterrizaje en un aeropuerto en Francia y organizaron una protesta de "sillas vacías" en Alemania, en protestas contra los planes de la empresa de recortar hasta 15.000 empleos.

El fabricante de aviones europeo anunció la reducción del 11% en su fuerza laboral la semana pasada, diciendo que su supervivencia estaba en juego por el colapso en los viajes aéreos debido a la pandemia de coronavirus.

En el aeropuerto de Toulouse, donde Airbus tiene su sede, unos 9.000 trabajadores salieron de las fábricas y organizaron una marcha en una calle cercana a una pista de aterrizaje, llevando bolsas de picnic suministradas por el sindicato y una pancarta que decía "No hay despidos obligatorios".

La huelga de una hora y media fue la primera en Airbus desde 2008, mientras las relaciones laborales generalmente armoniosas de la compañía están desgastadas por el plan de reestructuración. Los vuelos no fueron afectados.

Corentin, de 20 años y quien trabaja en Airbus desde hace nueve meses, asistía a su primera manifestación.

"Apenas comenzamos nuestras vidas laborales activas y pensamos que tendríamos trabajo hasta el final de nuestras carreras. Nadie podría haberlo imaginado", dijo a Reuters. "Algunas personas compraron un apartamento, yo estoy construyendo una casa. Por supuesto que tememos por el futuro".

Muchos trabajadores se mostraron reacios a hablar con los medios mientras los sindicatos se embarcan en negociaciones para tratar de reducir los recortes.

"Airbus tiene la responsabilidad real de hacer frente a su reestructuración, que es excesiva y da un terrible ejemplo a los proveedores", dijo Jean-Francois Knepper, de Force Ouvriere, uno de los tres sindicatos mayoritarios de Airbus que organizó la marcha.

En Hamburgo, Alemania, los trabajadores colocaron 2.000 sillas vacías para simbolizar la pérdida de puestos. El jefe regional del sindicato IG Metall dijo que Airbus podría aprovechar la crisis para crear nuevos empleos más baratos fuera de Europa, donde se encuentran sus plantas más grandes.