La semana pasada la cifra ascendió hasta casi 3,3 millones, lo que se convirtió en un nuevo máximo histórico para el país

Diario Financiero - Santiago

La semana pasada la economía de Estados Unidos se dio cuenta de golpe del impacto del avance del coronavirus, ya que la cifra de solicitudes de subsidio por desempleo superó todas las expectativas y se dispararon a casi 3,3 millones en tan solo una semana, siendo por lejos, pero por lejos, la cifra más alta en la historia. Es por ello que en el mercado están pendiente del dato que nuevamente saldrá hoy.

Y las proyecciones no son nada alentadoras, ya que se anticipa un nuevo récord. Los analistas consultados por Reuters anticipan 3,5 millones de solicitudes de beneficios por desempleo y Bloomberg estima que serán 3,7 millones. Pero el que rompe todos los esquemas es Goldman Sachs, ya que el banco de inversión elevó sus proyecciones hasta los 6 millones.

El Departamento del Trabajo de EEUU informó hoy que esta semana las solicitudes aumentaron hasta 6,6 millones. Con esto, el nuevo recuento volvió a convertirse en un record para el país, pues superó la cifra de la semana pasada, que a su vez era ampliamente superior al máximo histórico previo, de 695.000 en octubre de 1982.