La comunidad médica del mundo, sin embargo, todavía ve con recelo la vacuna, pues no hay estudios para verificar su eficacia

Laura Vita Mesa - lvita@larepublica.com.co

Las autoridades rusas dijeron que ya desarrollaron el primer lote de la vacuna contra el covid-19 anunciada por el presidente, Vladimir Putin, a comienzos de la semana. La vacuna fue denominada "Sputnik V" en honor al primer satélite de la historia, lanzado durante la Guerra Fría.

Tras anunciar que habían registrado la vacuna Kirill Dmitriev, jefe del fondo soberano ruso Rdif, dijo que Rusia ya había recibido solicitudes de más de 20 países por un total de 1.000 millones de dosis de la recién registrada vacuna. Se espera que la producción industrial comience en septiembre.

La comunidad médica del mundo, sin embargo, todavía ve con recelo la vacuna, pues Rusia todavía no ha publicado estudios que permitan comprobar su validez. De acuerdo con información publicada por The Wall Street Journal (WSJ), “el desarrollo ruso fue recibido con anticipación y escepticismo en el país. Algunos funcionarios de salud y farmacéuticos en Rusia y Occidente han expresado su alarma por la velocidad con la que el Instituto Gamaleya de Epidemiología y Microbiología de Moscú desarrollaron la vacuna”.

Putin, sin embargo, ha insistido en que la vacuna es segura, tanto que se la aplicó a una de sus hijas. Por su parte, señaló Reuters, el ministro de Sanidad, Mikhail Murashko, rechazó las preocupaciones de algunos expertos por "carecer de fundamento".