Vizcarra nombró como jefe del gabinete de ministros a Walter Martos, quien se desempeñaba como ministro de Defensa

Reuters

El presidente peruano, Martín Vizcarra, designó el jueves a un general en retiro como nuevo primer ministro, en busca de superar una crisis desatada por el rechazo del Congreso a su gabinete anterior en medio de la pandemia de coronavirus y una profunda crisis económica.

Vizcarra nombró como jefe del gabinete de ministros a Walter Martos, quien se desempeñaba como ministro de Defensa y que de esta forma se convierte en el quinto primer ministro del presidente, que enfrenta una pugna con el Congreso dominado por la oposición.

En la renovación del gabinete, la segunda en casi tres semanas, Vizcarra ratificó a su ministra de Economía y Finanzas, María Antonieta Alva, y designó al abogado Luis Inchaústegui como titular del ministerio de Energía y Minas.

La economía de Perú, que este año registraría su peor caída en un siglo debido a una prolongada cuarentena por el brote de coronavirus, depende en gran medida de la minería. El país es el segundo mayor productor mundial de cobre.

Inchaústegui, que ha sido viceministro de Minas, tiene una amplia experiencia en el sector privado y se ha desempeñado en las áreas legales de varias firmas, entre ellas la sudafricana Gold Fields, según su perfil difundido por el Gobierno.

El Congreso, que fue electo en enero tras la disolución del anterior el año pasado luego de duros enfrentamientos con Vizcarra, desató esta semana la crisis al negar el voto de confianza al ex primer ministro Pedro Cateriano.

Vizcarra realizó hasta cinco cambios en su gabinete de 19 integrantes, incluyendo al primer ministro.

El nuevo choque entre ambos poderes del Estado se produce mientras Perú registra un rebrote del coronavirus, con casi 450.000 casos confirmados, el tercer país con más infectados en América Latina después de Brasil y México.

Asimismo, la crispación política se produce mientras los partidos alistan motores para iniciar sus campañas hacia las elecciones generales del 11 de abril, en las que Vizcarra, que goza de una alta popularidad, no puede postular porque las normas electorales no permiten la reelección.

Vizcarra, un centrista que tomó el poder el 2018 tras la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski en medio de un escándalo de corrupción, deberá cumplir el mandato gubernamental de cinco años hasta fines de julio del 2021.