Sebastián Piñera aseguró que castigará a los responsables de los recientes hechos violentos en una región del sur del país de los últimos días

Reuters

El presidente chileno Sebastián Piñera prometió castigar a los responsables de recientes hechos violentos en una región del sur del país marcada por un extendido conflicto entre el Estado y la etnia mapuche, luego de que una niña de nueve años resultara herida durante un incidente.

La región de La Araucanía ha tenido un aumento en los incendios provocados y ataques contra camiones y fábricas en las últimas semanas.

Temprano el sábado, la niña fue alcanzada por un perdigón cuando el camión de cemento de su padre fue atacado por al menos cuatro hombres armados en una carretera local, por lo que es atendida en un hospital, según informaron medios locales.

"El ejemplo de esa niña nos va a ayudar a mantener la fuerza y la voluntad para encontrar, juzgar y castigar a los terroristas que no trepidan ante nada ni ante nadie, y son capaces de herir a una niña de nueve años", dijo Piñera en un discurso.

No estaba clara la autoría del ataque. La Fiscalía dijo que había iniciado una investigación.

La Araucanía es el hogar de buena parte de los 1,7 millones de indígenas mapuche que viven en Chile. Activistas indígenas dicen que sus tierras están cada vez más amenazadas por la agricultura y otras industrias, y culpan al Estado por no respetar sus derechos históricos.

Grupos armados que afirman luchar por los derechos de los mapuches se han atribuido algunos ataques anteriores, dijo la policía.

El conflicto en la región se ha disparado en las últimas semanas, agravado además por la creciente angustia económica causada por las medidas de bloqueo impuestas para detener la propagación del coronavirus.