Este miércoles, la cotización del Brent ha remontado el vuelo con una subida que finalmente ha sido de 6,92%, hasta los US$20,39

Diario Expansión - Madrid

“He ordenado a la Armada de EE.UU. que derribe y destruya todos y cada uno de los cañoneros iraníes si llegan a hostigar nuestros barcos en el mar”, ha anunciado el presidente de EE.UU. en su cuenta de Twitter.

El petróleo de referencia en Europa no podía pasar por alto el derrumbe del crudo en EE.UU., protagonista indiscutible de la semana al cotizar por primera vez en la historia con precios negativos.

La reacción de los inversores no se ha hecho esperar, y en tres días el barril de Brent ha llegado a reducir a la mitad su precio. El lunes, el día del ‘crash’ histórico del West Texas, cayó 9%. El desplome alcanzó el martes de 24%, y en la jornada de ayer llegó a acercarse de nuevo a 20% adicional de caída. El resultado de este revés es un nuevo mínimo de más de dos décadas, desde 1999.

Este miércoles, la cotización del barril de Brent ha remontado el vuelo con una subida que finalmente ha sido de 6,92%, hasta los US$20,39.

El contrato del barril tipo West Texas para entrega en mayo, después de romper todas las barreras históricas al entrar por primera vez en precios negativos, expiró al cierre de ayer. Debido al “supercontango” existente, de hasta US$50 a un mes vista, la nueva referencia cotiza en niveles menos excepcionales.

El contrato del WTI para entrega en junio ha subido 19% para cerrar en los US$13,78, ampliando su margen sobre los precios negativos.

Su escala este miércoles se ha acelerado después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, haya ordenado a la Armada de su país “derribar y destruir” buques iraníes si llegan a “hostigar” embarcaciones estadounidenses en el golfo Pérsico.