Los precios del petróleo subieron ante la perspectiva de recortes adicionales a la producción

Reuters

Un repunte en los precios del petróleo y las esperanzas de nuevos estímulos impulsaron a las acciones europeas el miércoles, pese a que los inversores siguieron cautelosos sobre una rápida recuperación económica a medida que más compañías emitieron pronósticos financieros preocupantes.

El índice paneuropeo STOXX 600 finalizó la sesión con una subida de 1,8%, después de caer más de 3% el martes tras un histórico desplome de los precios del petróleo.

Los precios del petróleo subieron ante la perspectiva de recortes adicionales a la producción y el optimismo se extendió a la mayoría de los otros mercados de materias primas.

BP Plc, Royal Dutch Shell y la francesa Total ganaron entre un 4,8% y un 6,8%, ayudando el índice regional de energía a recuperarse de la mayor parte de las pérdidas registradas esta semana.

De la mano de un salto de más de 3% de las mineras globales BHP y Rio Tinto, el FTSE 100 de Londres aumentó un 2,3%.

El principal índice bursátil de Italia, en tanto, ganó un 1,9% después de que el primer ministro Giuseppe Conte dijo que es probable que el país comience a aliviar sus medidas de confinamiento por el coronavirus desde el 4 de mayo.

El referencial STOXX 600 ha rebotado alrededor de 21% desde los mínimos registrados en marzo gracias a agresivos estímulo globales. Todos los ojos están ahora puestos en una cumbre de la Unión Europea que se realizará el jueves para discutir cómo reactivar el crecimiento económico.

El mismo día, la Cámara de Representantes de Estados Unidos espera aprobar un paquete de ayuda de 484.000 millones de dólares. Los índices bursátiles de Wall Street rebotaron después de que el Senado aprobó el martes la iniciativa.

"A diferencia de la crisis financiera anterior, donde la sostenibilidad de la deuda y los riesgos de reinversión eran reales, la zona euro parece tener un amplio poder de fuego financiero para gestionar los riesgos que enfrenta el mercado", dijo Richard Kelly, jefe de Estrategia Global en TD Securities.

No obstante, el STOXX 600 aún sigue cerca de un 24% por debajo de su máximo récord alcanzado en febrero, ya que las estrictas órdenes para quedarse en casa prácticamente han cerrado la actividad comercial y destruido las cadenas de suministro y el gasto del consumidor, presagiando una profunda recesión económica.