Las compañías señalaron que la vacuna fue bien tolerada con fiebre leve a moderada en menos de 20% de los voluntarios

Bloomberg

Pfizer Inc. y BioNTech SE anunciaron que la vacuna contra el covid-19 que están desarrollando en conjunto está en buen pie para ser sometida a revisión regulatoria ya en octubre, luego de que dieran a conocer datos adicionales de un estudio de fase preliminar.

Las compañías señalaron que la vacuna fue bien tolerada con fiebre leve a moderada en menos de 20% de los voluntarios. Las empresas continúan analizando datos de los ensayos de fase 1 en Estados Unidos y Alemania, informaron en un comunicado.

La confirmación de su objetivo de octubre, que se anunció originalmente el mes pasado, contribuyó el viernes a una breve alza en los futuros del S&P 500 como parte de una serie de alentadoras noticias sobre el desarrollo de vacunas que tienen el potencial de poner fin a la amenaza de confinamiento, tan perjudicial para la economía.

El plazo convertiría a la vacuna en una de las de más rápido avance en el mundo. Algunos analistas esperan que se apruebe una vacuna para su uso en noviembre en EE.UU., medida que podría dar al presidente Donald Trump un nuevo punto a favor en las elecciones.

Pfizer y BioNTech cerraron el mes pasado un acuerdo de US$2.000 millones para suministrar 100 millones de dosis iniciales de la vacuna a EE.UU. Gobiernos en todo el mundo están intentando asegurar suministros de vacunas aún experimentales con la esperanza de estabilizar las economías locales y detener la propagación del virus que ha cobrado casi 800.000 vidas en todo el mundo.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. está planificando provisionalmente un panel asesor que se reuniría el 22 de octubre para discutir sobre una vacuna contra el covid-19, aunque no ha especificado qué vacunas, o cuántas, serán evaluadas.

Algunos de los esfuerzos de rápido avance en todo el mundo han comenzado a evaluar la eficacia en la fase final de las pruebas, allanando el camino para la aprobación regulatoria. Rusia aprobó este mes una vacuna denominada Sputnik V, desarrollada por el Instituto Gamaleya de Moscú y el fondo soberano ruso de inversión directa, y planea administrarla de forma generalizada en octubre, aunque la vacuna aún se encuentra en medio de pruebas en humanos. La medida ha provocado críticas de la comunidad científica ante la preocupación de que se realice una vacunación generalizada en vista de que aún no hay claridad sobre el perfil de seguridad del compuesto.

Desarrolladores chinos que lideran la carrera enviaron sus vacunas a grandes focos del virus en todo el mundo como Brasil, Indonesia y Arabia Saudita para realizar ensayos de fase final. La farmacéutica estatal Sinopharm Group Co. informó esta semana que las dos vacunas inactivadas desarrolladas por filiales de la compañía estarán disponibles ya a fin de año y tendrán un precio inferior a 1.000 yuanes (US$145) por dos dosis. El fabricante de vacunas con sede en Pekín Sinovac Biotech Ltd. espera que su inyección reciba la aprobación regulatoria a principios del próximo año.