México es el país de la Alianza del Pacífico que menos gira dinero respecto a su PIB para la atención de la emergencia

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

Con el fin de aliviar el choque económico producto de la crisis por el covid-19, los gobiernos han dado a conocer diferentes estrategias que van desde la creación de líneas de crédito especiales para las empresas hasta el recorte de las tasas de interés. Uno de los países que sobresale en esta lucha es Perú, debido a que destinará 12% de su PIB para atender la emergencia desde diferentes frentes.

Dicha cifra convierte a Perú en el país de la Alianza del Pacífico con el paquete económico más robusto en relación a su PIB para atender la crisis hasta ahora. Según información de la Secretaría General Iberoamericana (Segib), este país destinará en total US$25.000 millones, de los cuales se invertirán montos iguales para contener el virus, prestar dinero a empresas con garantías y la reactivación.

Las medidas dadas a conocer por el gobierno peruano han sido bien recibidas, una muestra de ello es que, por ejemplo, Fitch Ratings mantuvo la calificación de Perú, mientras que la de otros países la redujo. Según Juan Carlos Ocampo, coordinador de economía de la Universidad Privada del Norte, los planes fiscales y monetarias que adoptó Perú para enfrentar la crisis han sido efectivos.

LOS CONTRASTES

  • Julián ArévaloDecano de economía de la Universidad Externado de Colombia

    “El esfuerzo de cada uno de los gobiernos contribuirá a que el choque en la economía sea menor y que se pueda reactivar con más facilidad cada sector luego de superada la crisis”.

Entre las medidas que destacó Ocampo y que han contribuido a que el país mantenga la calificación se encuentran la reducción de la tasa de referencia, bonos para familias vulnerables, la extensión del plazo de pago de obligaciones financieras y tributarias para las Pyme. “Esta última es una de las más importantes ya que las micro y pequeñas empresas aportan con 90% del empleo en el país”.

El segundo país de la Alianza del Pacífico que se destaca por el monto que empleará para la atención de la crisis es Chile, ya que el gobierno anunció varias estrategias que suman US$16.700 millones, es decir 6,7% de su PIB. Este dinero tiene como objetivo atender el gasto social y servir como garantía estatal para créditos, según una publicación de Segib.

Con base en los ejemplos que han trazado Perú y Chile, Simón Gaviria Muñoz, exdirector de Planeación Nacional, señaló en una columna publicada en LR que “ya es hora que Colombia anuncie algo parecido. Nadie esta pidiendo apoyos como EE.UU. de más de 20% del PIB, sino iniciativas parecidas a Perú y Chile. Claramente el actual programa de Colombia de 1,5% del PIB es insuficiente”.

De acuerdo con datos de Segib, el gobierno local ha anunciado un paquete económico de US$3.700 millones. Este dinero se destinará al Fondo Nacional de Mitigación de Emergencias (Fome) y para lanzar y sostener la línea de crédito ‘Compromiso Colombia’.

Sobre el monto que se destina a nivel local para atender la emergencia, Julián Arévalo, decano de economía de la Universidad Externado de Colombia, dijo que “parte de estos paquetes económicos responden a los retos en materia de necesidades básicas, ya que las medidas de cuarentena generan desempleo, por lo que se requiere un esfuerzo mayor para compensar la crisis”.

A pesar de que el porcentaje que destina Colombia para atender la crisis en relación a su PIB no es el más alto, tampoco es el más bajo, ya que en México se anunció un paquete de US$7.700 millones (0,7% del PIB). Este monto se da al Fondo de Emergencias Sanitarias y a su vez, el gobierno anunció que continuará y expandirá el Plan Nacional de Desarrollo que se tenía y emitirá bonos por US$6.000 millones para financiar las ayudas por el covid-19.

Sobre los montos destinados por cada gobierno, Arévalo concluyó que de los esfuerzos de cada uno de los países dependerá que el impacto no sea tan drástico y que las actividades se puedan retomar más rápido y de forma similar a lo que se estaba acostumbrado antes de la pandemia.

La propuesta de gasto para México
De acuerdo con un artículo publicado por El Economista, “Héctor Villarreal, director general del Centro de Investigación Económica Presupuestaria (Ciep), comentó que, junto con otras organizaciones civiles se elaboró el documento ‘Consideraciones de política fiscal ante el Covid-19’, en el que se plantean seis propuestas de política fiscal que se pueden aplicar en los siguientes tres meses y que podría representar un costo entre 1,3% y 2,2% del Producto Interno Bruto (PIB) de México”. Este análisis se hizo con base en las experiencias de otros países y la efectividad de las medidas.