.
HACIENDA Optimización de los impuestos fortalece cuentas públicas y reduce la contaminación, Ocde
martes, 26 de enero de 2021

Un informe de la Ocde advirtió que los países en desarrollo podrían recaudar mayores ingresos fiscales destinados al cambio climático

Jonathan Toro - jtoro@larepublica.com.co

El último informe de la Ocde titulado" Impuestos sobre el uso de la energía para el desarrollo sostenible: oportunidades para la reforma de los impuestos y los subsidios a la energía en economías emergentes y en desarrollo", examina la fiscalidad energética en 15 países en desarrollo y emergentes de África, Asia y la región de Latinoamérica y el Caribe.

De acuerdo con el estudio, los impuestos sobre la energía y el carbono, si están bien diseñados, pueden dar un impulso a los esfuerzos para mejorar la movilización de los ingresos fiscales internos. Aunque el potencial de recaudación varía entre los diferentes países, el informe concluye que, en promedio, los países podrían generar ingresos equivalentes a alrededor de 1% del PIB si gravan las emisiones de carbono de los combustibles fósiles a razón de US$36 por tonelada de CO2.

En los 15 países incluidos en el estudio, 83% de las emisiones de CO2 relacionadas con la energía no pagan ningún impuesto. Así mismo, en los 44 países de la Ocde y en los del G20 que también están relacionados en el "Taxing Energy Use 2019", alrededor de 70% de las emisiones energía no pagan ningún tipo de tributo fiscal, lo que pone de manifiesto la necesidad de que todos los países se esfuercen por poner en consonancia la política tributaria para los temas relacionado con los efectos perjudiciales del uso de la energía.

Por esta razón, la Ocde manifestó que la reforma de los impuestos y las subvenciones a la energía constituye un factor clave para conseguir el triple objetivo de descarbonizar la economía, movilizar ingresos fiscales internos y disponer de energía asequible.

Las economías en desarrollo y emergentes que luchan por recuperarse de la crisis de la covid-19 con unos ingresos fiscales mucho más bajos que las economías avanzadas se beneficiarían de unos impuestos a la energía mejor diseñados y acompañados de un apoyo específico para los grupos con rentas más bajas.

Finalmente el organismo recordó que brindar un acceso fiable y asequible a energía limpia es crucial para un desarrollo económico sólido. Mediante un compromiso a largo plazo con la fijación de precios del carbono y la reducción progresiva de las subvenciones a los combustibles fósiles, se puede incentivar la inversión en infraestructuras acordes con los objetivos de desarrollo y descarbonización y reducir el riesgo de acabar con activos y empleos irrecuperables.