.
EE.UU.

Nvidia se convierte en la sucesora de Tesla y el mercado pasa a la inteligencia artificial

domingo, 3 de marzo de 2024

Nvidia, a 18 veces los beneficios previstos, es la acción más cara del S&P 500, y su precio se aproxima al de Tesla en su mejor momento

Bloomberg

La asombrosa subida de Nvidia Corp. está cautivando al mercado bursátil e impulsando al índice S&P 500 a nuevos máximos. Pero también recuerda con cautela a otro favorito de los inversores que no hace mucho se disparó gracias a los sueños de una transformación tecnológica, sólo para caer de nuevo a la tierra cuando esas esperanzas se convirtieron en decepción.

Por supuesto, esas acciones pertenecen a Tesla Inc, que desató su propia manía en 2017 cuando los inversores apostaron a que los vehículos eléctricos iban a conquistar el mundo. En ese entonces, la compañía de Elon Musk era un fenómeno, ya que superó a fabricantes de automóviles establecidos como General Motors Co. y Ford Motor Co. en capitalización de mercado para convertirse en el mayor fabricante de automóviles de Estados Unidos. Algunos analistas miraban más allá de la industria y la llamaban "la próxima Apple Inc".

Esos días están ahora en el espejo retrovisor. Las acciones de Tesla han caído más de 50% desde su máximo de 2021, y otros valores de vehículos eléctricos que subieron con ella son sombras de lo que fueron. Todo esto debería ser aleccionador para los inversores de Nvidia que ven las acciones como una apuesta sin límites en un futuro de IA.

"Hemos visto una y otra vez que cuando los inversores se enamoran de la idea de la innovación tecnológica del momento, la lógica pasa a un segundo plano", dijo en una entrevista Adam Sarhan, fundador y consejero delegado de 50 Park Investments. "Y cuando la emoción toma el control, el cielo es el límite".

Apuesta por el crecimiento

Por supuesto, hay muchas diferencias entre Nvidia y Tesla, desde los productos que fabrican hasta las personalidades de los hombres que dirigen las empresas. Pero los paralelismos son asombrosos.

El ascenso de Nvidia, que ha pasado de ser un fabricante de chips de nicho a una de las mayores empresas del mundo, se basa en la premisa de que el fenomenal crecimiento de sus ventas en el último año tiene poder de permanencia. El gran repunte de Tesla, que se produjo en 2020 y situó su valoración muy por encima de los US$1,2 billones, se basó en la suposición de que los vehículos eléctricos se adoptarían de forma generalizada y rápida, y que sería la empresa que dominaría ese mercado.

Pero la realidad ha interrumpido esa historia. La demanda de vehículos eléctricos se está ralentizando, ya que la oleada de entusiastas que los adoptaron por primera vez ya los han comprado, y los consumidores más reacios al cambio y preocupados por el precio están tardando más de lo esperado en convertirse a una nueva tecnología.Como resultado, Tesla ha caído 31% desde su reciente máximo de julio y es una de las empresas del índice Nasdaq 100 que más ha caído este año.

"Existe todo este potencial sobre el coche sin conductor, el cibercamión, y las acciones se están viendo afectadas.¿Por qué? Están perdiendo cuota de mercado y márgenes. En el mundo de la tecnología, eso es el beso de la muerte", afirma Sameer Bhasin, director de Value Point Capital.

Para Nvidia, es demasiado pronto en el ciclo del bombo publicitario para que haya signos de desaceleración. La empresa con sede en Santa Clara (California) lleva cuatro trimestres consecutivos cosechando resultados extraordinarios, impulsada por lo que parece ser una demanda insaciable de sus chips, utilizados para entrenar grandes modelos lingüísticos que impulsan aplicaciones de IA como ChatGPT de OpenAI.

Tras multiplicarse por más de tres el año pasado, la acción en 2024 vuelve a ser la de mejor rendimiento del índice S&P 500, con un avance de 66%. Su valor de mercado, de más de 2 billones de dólares, sólo es inferior al de dos empresas estadounidenses: Apple Inc. y Microsoft Corp.

Hablar de un uso generalizado de la inteligencia artificial en todos los sectores y empresas recuerda el entusiasmo en torno a Internet y los años previos a la burbuja de las puntocom. Pero a diferencia de aquella época, en la que las empresas de Internet se valoraban en función de nuevas métricas como los "clics" mientras se desangraban, Nvidia está generando enormes beneficios. Los ingresos netos se dispararon más de un 500% hasta casi US$30.000 millones el año pasado y se prevé que se dupliquen este año, según datos recopilados por Bloomberg.

Los riesgos acechan

Esos grandes beneficios, y la capacidad de la empresa para superar continuamente las estimaciones, han contribuido a mantener a raya su relación precio/beneficios previstos, ya que los analistas de Wall Street siguen elevando sus estimaciones. Aun así, a 18 veces los beneficios previstos, es la acción más cara del S&P 500, y su precio se aproxima al de Tesla en su mejor momento.

En la actualidad, el fabricante de semiconductores tiene una ventaja considerable en los tipos de chips gráficos que sobresalen a la hora de procesar grandes cantidades de datos utilizados en los modelos de IA. Pero sus competidores están ansiosos por hacerse con una parte de ese mercado. Advanced Micro Devices Inc. acaba de lanzar una línea de aceleradores, e incluso clientes de Nvidia como Microsoft Corp. se apresuran a desarrollar chips.

"Si realmente se cree en este frenesí de la IA, se puede visualizar un futuro de aquí a 10 años en el que la IA esté incrustada en muchos lugares, y se necesiten estos sistemas masivos que ejecutan chips que sólo puede suministrar Nvidia", dijo Sameer Bhasin, director de Value Point Capital. "Incluso si se percibe una pausa en las compras, las acciones se verán afectadas".

Nada de esto pretende descartar el poder disruptivo de los coches eléctricos o la IA. Pero sí plantea la cuestión de si los inversores están pagando por un crecimiento futuro que puede que nunca llegue. Cisco Systems Inc. sigue siendo una empresa de éxito, pero los inversores que compraron las acciones en torno a su punto álgido y se aferraron a ellas siguen esperando recuperar sus pérdidas 24 años después.

"La burbuja existe porque la idea subyacente es real", afirma Cole Wilcox, Consejero Delegado y gestor de carteras de Longboard Asset Management. "Pero sólo porque la macroonda general sea real, no significa que todas estas empresas vayan a resultar buenas inversiones. Habrá que saber separar a los ganadores de los perdedores.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Perú 22/04/2024 Haug busca cerrar contratos por US$30 millones con minas de Bolivia, Ecuador y Colombia

La firma peruana HAUG ya cerró dos contratos con una petrolera de Argentina y una minera de Chile en lo que va de este año

Argentina 23/04/2024 Milei afirma que continúa en pie la promesa del cierre del banco central de Argentina

La entidad de 86 años se cerrará “tarde o temprano”, dijo Milei el jueves a Radio La Red, cuando le preguntaron si todavía planeaba dolarizar la economía

Reino Unido 23/04/2024 Cobre cae desde máximos de dos años por toma de ganancias hacia los productores

Las empresas mineras se cubren vendiendo su producción por adelantado cuando suben los precios. El cobre sigue subiendo 9%