Otras empresas del sector energético en España acudieron la semana pasada a los mercados para colocar deuda en plena crisis

Expansión - Madrid

Naturgy y Repsol van a desafiar a la situación de parón económico que vive el mercado como consecuencia del coronavirus y ultiman el lanzamiento de varias emisiones de bonos que podrían ser récord.

Fuentes financieras aseguran que Naturgy, grupo presidido por Francisco Reynés, está preparando una emisión a cinco años de mil millones. Por su parte, Repsol prepara dos emisiones por un valor conjunto de al menos mil millones.

Naturgy ha dado mandato a una serie de bancos, entre los que figuran Natixis, Citi, ING, JP Morgan o Santander, entre otros, para llevar a cabo la operación. El importe final de la colocación de decidirá en función de la demanda que se reciba.

Por su parte, Repsol cuenta con los servicios d BBVA, BNP, Citi y Bank of America, entre otros. Fuentes financieras aseguran que la petrolera tiene intención de colocar dos emisiones de quinientos millones cada una. Pero en función de la demanda, y si esta supera las expectativas, el volumen podría ampliarse, de manera que superara ampliamente los mil millones en conjunto y podría llegar a los 1.500 millones.

Otras empresas del sector energético en España acudieron la semana pasada a los mercados para colocar deuda. Y a pesar de las tensiones existentes por la crisis del coronavirus, han conseguido gran éxito en la colocación. Las empresas españolas se sitúan así en la avanzadilla de Europa en la apertura de nuevas vías de liquidez para el mercado empresarial.

El miércoles, Iberdrola se convirtió en la primera empresa española en emitir bonos verdes en plena crisis del 'Covid-19', colocando 750 millones de euros y con vencimiento a más de cinco años (junio de 2025). La demanda superó los 6.000 millones de euros, multiplicando así por ocho la oferta, y el cupón quedó fijado en el 0,875%.

Por su parte, Red Eléctrica Corporación cerró el viernes una emisión de bonos a cinco años en el euromercado por un importe de 400 millones de euros, con un cupón anual del 0,875%, y un precio de emisión de 99,606%, que representa una rentabilidad de 0,956%.