En la última semana, se han contagiado en la región un promedio diario de 57.000 personas y han muerto más de 2.200 cada 24 horas

Adriana Carolina Leal Acosta

Según un conteo de Reuters las muertes por covid-19 superaron las 100.000 en América Latina con corte al martes. Este hecho preocupa a la Organización Mundial de la Salud (OMS) pues el contagio se ha acelerado en Brasil, Chile, Argentina, Colombia, Panamá, Bolivia y Guatemala.

En los menos de cuatro meses desde que se conoció la primera infección en Brasil, los decesos han llegado a 100.171 y los contagios a 2,15 millones, de acuerdo con Reuters.

En la última semana, se han contagiado en América Latina un promedio diario superior a las 57.000 personas y han muerto más de 2.200 cada 24 horas, de acuerdo a los mismos datos.

"La región, que tiene importantes bolsones de pobreza y de economía informal, concentra casi un cuarto de los contagios de coronavirus del mundo y más de un quinto de las muertes por covid-19, pese a que hay una baja tasa de pruebas en muchos de los países", señalaron en el informe.

El caso de Colombia

La agencia destacó que Colombia extendió el martes por dos semanas más, hasta el 15 de julio, el aislamiento preventivo obligatorio en todo el país para contener la expansión del coronavirus, aunque continuará con una reapertura gradual de las actividades de la economía.

Se trata de la sexta vez que el Gobierno prolonga el aislamiento, inicialmente declarado el 25 de marzo en todo el país sudamericano que reporta más de 73.500 casos confirmados y 2.404 muertes.

"Yo quiero ser muy claro que la decisión que nosotros hemos tomado es que las condiciones actuales que tenemos del aislamiento preventivo obligatorio, donde estamos recuperando vida productiva, donde se está avanzando también en la apertura de comercios, se va a mantener la norma tal como está hoy hasta el día 15 de julio", dijo el presidente Iván Duque.

Cabe recordar que la prórroga de la cuarentena mantiene excepciones a 43 actividades con el fin de mantener la productividad en el marco de la emergencia sanitaria que regirá hasta el 31 de agosto.

Pese a la extensión de la medida de aislamiento obligatorio, podrá circular un miembro por cada familia para comprar alimentos, medicinas y realizar transacciones financieras en bancos, como se autorizó con la primera orden de cuarentena.

También podrán continuar circulando el personal que trabaje en los servicios de salud, en la producción de alimentos, medicamentos, hidrocarburos, minerales, en la prestación del servicio de transporte, de telecomunicaciones y de abastecimiento de energía y agua potable.

Previamente, el Gobierno autorizó la reapertura gradual de la construcción, la industria manufacturera y algunos sectores del comercio.

Sin embargo, continúa la prohibición de eventos públicos masivos, así como el funcionamiento de bares, discotecas y restaurantes que solo podrán atender domicilios o pedidos para llevar a casa.