Según el mandatario mexicano no puede recortar su bombeo más de esos 100.000 barriles por día de crudo comprometidos

Reuters

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo el viernes que su país ya cumplió con un recorte de producción de petróleo acordado en el grupo Opep+ para apuntalar los precios, y aseguró que no puede recortar su bombeo más de esos 100.000 barriles por día (bpd) de crudo comprometidos.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) y un grupo de aliados liderados por Rusia acordaron en abril un drástico recorte de su producción en 9.7 millones de bpd para mayo y junio para sostener los precios del crudo, golpeados por la pandemia del coronavirus y un exceso de oferta.

El mayor pacto de disminución de suministros de petróleo en la historia permitirá que los países productores relajen lentamente sus restricciones después de junio, aunque el compromiso se mantendrá en pie hasta 2022.

El grupo se reunirá el sábado para discutir la extensión de los recortes récord a la producción petrolera y aprobar un nuevo enfoque que busca que países rezagados, como Irak y Nigeria, cumplan mejor con las reducciones acordadas.

"Ya se informó a miembros de la Opep de nuestra postura. Nosotros estamos cumpliendo en reducir la producción petrolera en 100.000 barriles", dijo López Obrador. "No podríamos ajustar más nuestra producción, ya hemos cerrado pozos petroleros para cumplir con el compromiso que hicimos".

Cuando se alcanzó el pacto, hace casi dos meses, el mandatario mexicano aseguró que su homólogo Donald Trump le había ofrecido que Estados Unidos realizaría reducciones a sus suministros en apoyo a su vecino.

De otro lado, López Obrador pidió a los países que aún no han cumplido con el recorte, que lo hagan y adelantó que su secretaria de Energía, Rocío Nahle, participará de la reunión del fin de semana vía telefónica.

"Los países que ya cumplieron lo están demandando: que todos cumplan", dijo el mandatario, conocido por su acrónimo Amlo. "Y que se logre de nuevo el acuerdo. Ahora hay mejores condiciones y la experiencia de que, cuando no hay acuerdo, todos salimos perjudicados".