Las aerolíneas, entre ellas Air France-KLM y las principales de Estados Unidos, han pedido ayuda a los gobiernos para superar la crisis

Reuters

La junta de supervisión de Lufthansa rechazó las condiciones impuestas por la Unión Europea para la aprobación de un rescate del gobierno, lo que siembra dudas sobre la entrega de 9.000 millones de euros (US$9.900 millones).

El consejo de supervisión de Lufthansa, que se esperaba que aprobara el acuerdo de rescate, no aceptó la petición de la Comisión Europea de que renuncie a derechos de aterrizaje en seis de sus 300 franjas horarias en los aeropuertos de Fráncfort y Múnich, donde Lufthansa acapara dos tercios del total de su participación de mercado.

Lufthansa dijo que la exigencia "conllevaría a un debilitamiento" de la función de centros de operaciones que se desempeñan estos aeropuertos alemanes.

No obstante, la junta de supervisión sigue considerando el plan de rescate "como la única alternativa viable para mantener la solvencia" del grupo de transporte aéreo.

"El impacto económico resultante tanto en la empresa como en la previsión de reembolso de las medidas de estabilización, así como los posibles escenarios alternativos, deben ser analizados intensamente", dijo Lufthansa.

Las aerolíneas, entre ellas Air France-KLM y las principales aerolíneas de Estados Unidos, han pedido ayuda a los gobiernos para superar la crisis del coronavirus, que ha paralizado casi por completo el transporte aéreo.