El barril de WTI se cotizó en US$20,31, mientras que el de Brent se ubicó en US$24,74, tras conocerse el informe que publicó la EIA

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

Luego de que la Administración de Información de Energía (EIA) informara que las existencias de petróleo y gasolina en Estados Unidos subieron fuertemente la semana pasada, los precios del crudo retrocedieron a tal punto que el barril de WTI se cotizó en US$20,31, mientras que el de Brent se ubicó en US$24,74, según datos de Bloomberg.

Según información de Reuters, el anunció de la EIA impacto la cotización del petróleo debido a que el reporte mostró un mayor incremento al que se tenía previsto en los inventarios EE.UU. “Los inventarios de crudo subieron en 13,8 millones de barriles la semana pasada. Fue el mayor aumento semanal desde 2016. Analistas esperan datos similares en las próximas semanas, debido a la caída en la demanda”.

LOS CONTRASTES

  • Germán EspinosaPresidente Ejecutivo de Campetrol

    “Debemos estar pendientes de lo que suceda con el Covid-19, de los estímulos económicos y de los mensajes que den los rusos, saudíes y norteamericanos”.

Debido a esta tendencia a la baja, “los precios del petróleo han caído casi 70% desde los máximos registrados en enero debido a que las cuarentenas impuestas para combatir el Covid-19 golpearon duramente la demanda, lo que se sumó a la decisión de Arabia Saudita y Rusia de inundar el mercado tras el término de un acuerdo diseñado para limitar los suministros”, de acuerdo con información de Reuters.

Esta situación llevó a que el mandatario de Rusia, Vladimir Putin, le pidiera al mercado petrolero encarar un panorama desafiante, mientras que el presidente estadounidense, Donald Trump, reconoció “los problemas que enfrenta la industria por un crudo más barato ‘que el agua’”, citó la agencia de noticias.

Debido a esta situación, se han dado acercamientos entre los diplomáticos de algunos países afectados, por lo que Putin reconoció que “Estados Unidos también está preocupado por el estado del mercado petrolero, ya que los productores de esquisto necesitan un precio cercano a los US$40 por barril para obtener ganancias”, citó la agencia Reuters.