Crudo podría afectarse por incumplimiento de Irak y porque la demanda aún no despega a pesar de los reinicios económicos anunciados

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

Al cierre de la jornada de ayer, el mercado petrolero dejó atrás la racha positiva que registró los últimos cinco días. Ambas referencias cerraron en rojo, el WTI se desplomó 0,50% hasta los US$24,16 y el Brent cayó 1,10% hasta los US$29,89 por barril, según datos de Bloomberg a las 3:15 p.m.

Estas caídas se dieron luego de que la Administración de Información de Energía (EIA) reveló que “los inventarios de crudo aumentaron en 4,9 millones de barriles en la semana del 1 de mayo, hasta llegar a 532,2 millones de barriles”, citó Reuters.

Pese a que los datos presentados por EIA fueron menores a los esperados por los analistas, quienes tenían prevista un alza de 7,8 millones de barriles, los inversionistas tomaron el dato (4,9 millones) como una muestra de que la recuperación de la demanda aún no se siente, a pesar de algunos reinicios económicos.

A esto se le sumó que la agencia de noticias informó que “Irak aún tiene que dar a conocer a sus compradores regulares sobre las recortes de sus exportaciones de crudo. Esta demora podría estar dificultando la implementación del acuerdo con la Opep y sus aliados sobre una disminución del registro de los suministros, según fuentes de la industria”.

En dado caso que Irak no llegara a aplicar las reducciones acordadas, el acuerdo de la Opep+ podría verse afectado, según los analistas consultados por diarios internacionales.

Estas noticias se conocieron luego de que el gobierno ruso informó que su producción curdo cayó a 8,75 millones de barriles por día, durante los primeros días del mes. Esta cifra está cerca a los 8,5 millones que tienen como meta por el acuerdo.