Durante el foro de Perspectivas Económicas para 2020 se explicó cuáles son los factores clave para alcanzar la digitalización regional

Laura Sofía Solórzano C - lsolorzano@larepublica.com.co

La pandemia le mostró a los países del mundo y, en especial, de América Latina sus puntos frágiles y los elementos en los que estaban rezagados respecto a las otras economías. Uno de estos fue la digitalización, que se volvió indispensable.

La transformación digital fue el punto de referencia de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), la Unión Europea y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) en su actualización de las Perspectivas Económicas de América Latina.

En la presentación del informe, José Ángel Gurría, Secretario General de la Ocde, señaló que la entidad ha propuesto un marco integral para el “going digital”, o el camino hacia la digitalización en la región, en el que se contemplan siete dimensiones principales: “1) ampliar el acceso a tecnologías digitales; 2) reforzar su uso efectivo; 3) fomentar la innovación digital; 4) garantizar trabajos de calidad para todos; 5) promover la prosperidad social; 6) reforzar la confianza; y 7) favorecer mercados abiertos. La adopción de medidas en estos ámbitos ayudará a superar las trampas del desarrollo de América Latina y el Caribe”, cita el documento.

El informe analiza todos estos factores y concluye que hay una brecha digital en la región, que se suma a otras problemáticas como la desigualdad, la informalidad y la baja productividad. Sin embargo, para todas la transformación digital sería la solución.

Gurría señaló que un punto primordial es cerrar las brechas de conectividad. “La tasa de población conectada a internet en América Latina fue de 68% en 2018, el doble que en 2010. Todavía por debajo del 84% de la Ocde. Pero además, la conexión a internet del quintil de mayores ingresos es 40% mayor que el quintil más pobre. Hay unas grandes diferencias”, añadió.

El Secretario de la Ocde comentó que es necesario invertir en infraestructura digital y fortalecer la competencia del sector y dio paso a la importancia de preparar a los trabajadores para la transformación digital.

LOS CONTRASTES

  • José Ángel Gurría Secretario General de la Ocde

    “Se requiere técnica, ciencia y experiencia, pero también, el uso intensivo de las tecnologías digitales, porque los países con mejor preparación digital serán los primeros en salir de la crisis”.

  • Sebastián TrujilloEconomista y consultor en asuntos Ocde

    “A pesar de los avances que han hecho los países de la región, como Colombia, las brechas al interior son gigantes. América Latina aún tiene 40 millones de hogares sin acceso a internet”.

Actualmente, y como resultado de la crisis, los organismos multilaterales prevén que 2,7 millones de empresas, en su mayoría microempresas podrían cerrar a causa del covid-19, lo que causaría la pérdida de unos 8,5 millones de empleos.

Frente a este panorama las Perspectivas Económicas señalan que una transformación digital podría, no solo ayudar a las empresas a seguir en el mercado sino también, impulsar la productividad y diversificarla.

“La competitividad de la mayoría de los países de América Latina se basa en abundantes recursos naturales o una mano de obra poco calificada que resulta en una productividad poco diversificada, de bajo valor agregado y una especialización exportadora concentrada en bienes de bajo contenido tecnológico”, explica el informe.

Durante el foro, Jutta Urpilainen, panelista representante de la Unión Europea, señaló que la transformación digital es una ventana enorme de posibilidades para mejorar la región; los servicios públicos, diversificar las economías y mejorar la cooperación regional.

“Esta alianza ambiciosa entre las dos regiones nos va a ayudar a la recuperación, empezar la transformación digital por todos y para todos”, concluyó Urpilainen.

Sobre esta cooperación internacional, Carlos Alvarado, presidente de Costa Rica, quien también asistió a la presentación de las Perspectivas, señaló que el impacto que sufra América Latina a causa del covid-19 también influirá en los otros países del mundo en materia de inversión extranjera y competitividad.

“Nos falta unirnos más, alzar la voz como grupo, no solo cerrar la brecha digital, la brecha de la desigualdad en la región más desigual y cuidarnos de la pandemia, sino también debemos preocuparnos de lo que va a pasar después”, concluyó Alvarado, quien se convertirá en el nuevo presidente de la Cepal.

En representación del CAF estuvo Renny Alberto López, quien aseguró que los países deben apostarle a incrementar la conectividad de su población, garantizar el acceso a internet e incluso buscar una transformación digital del Estado.

Entre los principales beneficios que los organismos ven de una transformación digital efectiva en la región se encuentra el crecimiento y la diversificación de la productividad mencionada; fomentar la inclusión de los actores, incrementar el bienestar; fortalecer las instituciones públicas y mejorar la gobernabilidad.

Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la Cepal reiteró que la digitalización y el internet hoy son bienes básicos y necesarios y que en la transformación digital “nadie debe quedarse atrás”. “Esperamos que más de 45 millones de personas adicionales caigan en la pobreza. La crisis socioeconómica hace que un nuevo modelo de desarrollo sea más urgente que nunca. La digitalización podría ser una herramienta poderosa para superar los desafíos estructurales de la región”, concluyó.

Como un caso de éxito fue presentado el avance de Colombia, el presidente Iván Duque no solo inauguró y concluyó el foro donde se presentó el informe, sino que aseguró que “los proyectos apuntan a que nuestro país sea un centro regional de inteligencia artificial, internet de las cosas, computación en la nube, ciberseguridad y también servicios como fintech, Govtech y Healthtech, entre otros”.

El presidente de Costa Rica será el nuevo presidente de la Cepal

Durante el Foro de Perspectivas Económicas de América Latina se dio a conocer que el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado será el nuevo presidente de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) desde este año hasta 2022.

Hoy la entidad analizará la propuesta que el nuevo presidente lanzó en el marco de la pandemia llamada ‘Face’ o Fondo de Asistencia Económica para responder al covid-19, que pretendería movilizar recursos financieros para los países en vía de desarrollo, especialmente los de renta media y baja.

Lea el informe de Perspectivas económicas de América Latina 2020 aquí.