Las tasas de interés históricamente bajas influyeron en el aumento de la demanda en el mercado estadounidense a pesar de la crisis a causa del covid

Laura Sofía Solórzano C - lsolorzano@larepublica.com.co

La pandemia del coronavirus afectó a millones de personas en el mundo, ocasionó despidos masivos, cierres de compañías e impactó la economía, no solo de los países, sino también de los ciudadanos de a pie.

Sin embargo, pese a la crisis en Estados Unidos, hay un mercado que ha registrado un ritmo récord desde julio y se trata de la venta de casas usadas, que, según los informes de la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR, por su sigla en inglés), se habría disparado 24,7% respecto a las cifras obtenidas el mes pasado.

La NAR mencionó que con este nuevo resultado se hablaría de una cifra anual desestacionalizada de más de 5,86 millones de casas usadas en el mercado de Estados Unidos.

Por otro lado, el gran aumento en la demanda parece estar influenciado por las tasas de interés históricamente bajas que ha manejado el país en lo corrido del año, lo que ha facilitado a los compradores hacer prestamos e hipotecas.

“El tramo de ingresos más alto ha sido más estable en términos de puestos de trabajo y están aprovechando las tasas hipotecarias históricamente bajas”, señaló Lawrence Yun, economista jefe de la NAR.

Las cifras alcanzadas en el mercado de casas usadas sorprendieron a los economistas, por ejemplo, según recoge Reuters, las expectativas de alza para sus expertos consultados era de 14,7% a 5,38 millones en julio de este año.

“El mercado de la vivienda ha superado la fase de recuperación y ahora está en auge con mayores ventas que en los días previos a la pandemia”, concluyó frente a las cifras Yun.