En el peor de los casos, la compañía podría reducir los gastos de capital y los dividendos y revisar sus acuerdos con los prestamistas, dijo la compañía el lunes en su anuncio de resultados

Bloomberg

Un brexit sin acuerdo pone en peligro a los pequeños negocios del Reino Unido, como las tiendas de periódicos o los comercios de conveniencia, según ha advertido McColl’s Retail Group Plc, el operador de 1.600 tiendas en el país.

La escasez de productos, una caída de las ventas y la inflación de los costes son algunas de las posibles consecuencias de la salida del Reino Unido de la Unión Europea el próximo mes, de acuerdo con una revisión realizada por el consejo de McColl. En el peor de los casos, la compañía podría reducir los gastos de capital y los dividendos y revisar sus acuerdos con los prestamistas, dijo la compañía el lunes en su anuncio de resultados.

Se estima que alrededor del 35% de todos los alimentos consumidos en el Reino Unido provienen de la UE, y los principales minoristas del Reino Unido enviaron un carta abierta al Gobierno el mes pasado en la que advertían sobre el impacto a las cadenas de suministros y los precios de los alimentos si el Reino Unido deja el bloque sin un acuerdo. Si bien algunas empresas han revelado los costes de los preparativos para el Brexit, la declaración de McColl ofrece una perspectiva más detallada y amplia.

Por ejemplo, McColl podría ver una reducción en las ventas del 11% en abril y mayo y del 2% posteriormente, a medida que los clientes gravitan hacia nuevos productos, según el comunicado.

El impacto más duro se espera solo "en el caso de que el Reino Unido deje a la UE sin un acuerdo y esto resulte en el escenario económico más grave", dijo la compañía.

McColl dijo que está trabajando con Wm Morrison Supermarkets Plc, que abastece a cerca de 1.300 de sus tiendas, para desarrollar planes de contingencia. Morrison ha dicho que se le ha otorgado una licencia para que sus productos sean acelerados por la aduana, lo que reduce el riesgo de retrasos de proveedores que no pertenecen al Reino Unido.