.
TELECOMUNICACIONES La empresa árabe que pagó US$4.400 millones por casi 10% del gigante Vodafone
sábado, 14 de mayo de 2022

E&, controlada por el estado, planea seguir siendo un inversor a largo plazo y no hará una oferta por el resto de Vodafone

Bloomberg

Emirates Telecommunications Group Company compró una participación del 9,8% en Vodafone Group Plc por US$4.400 millones, ya que el proveedor de tecnología de Oriente Medio busca expandirse globalmente.

La compañía, antes conocida como Etisalat Group y ahora renombrada como e&, ofreció alrededor de 130 peniques (US$1,59) por acción por la participación, según cálculos de Bloomberg. Eso es una prima de alrededor del 10% al precio de cierre de Vodafone de 117,82 peniques el viernes. La compra convierte a la empresa con sede en los Emiratos Árabes Unidos en el mayor accionista de Vodafone, por delante de BlackRock Inc., Vanguard Group Inc. y HSBC Holdings Plc, según datos de Bloomberg.

E&, controlada por el estado, planea seguir siendo un inversor a largo plazo y no hará una oferta por el resto de Vodafone, dijo en un comunicado bursátil el sábado. El grupo "realizó la inversión en Vodafone para obtener una exposición significativa a un líder mundial en conectividad y servicios digitales" y quiere desarrollar oportunidades para asociaciones comerciales, dijo.

Las acciones de Vodafone han subido casi 5% este año, pero aún están a casi la mitad del máximo de 2018 y cerca de los mínimos del desplome de las puntocom en 2002.

La empresa enfrenta la presión del inversionista activista Cevian Capital AB para simplificar su negocio y buscar acuerdos para mejorar los rendimientos. Vodafone está particularmente en busca de acuerdos en el Reino Unido, España, Italia y Portugal para consolidar y aumentar la escala.

“Esperamos construir una relación a largo plazo” con e&, dijo Vodafone en un comunicado. Vodafone supervisa una cartera en expansión en más de 20 países que atienden a más de 300 millones de clientes inalámbricos. Sus operaciones europeas incluyen unidades en el Reino Unido, Alemania, Italia y España. Vodafone también es un actor importante en el África subsahariana y tiene una empresa conjunta en India.

Por su parte, e& está intensificando la actividad de negocios después de centrarse en el crecimiento orgánico en los últimos años.

La compañía busca comprar el resto de su unidad de Arabia Saudita en un acuerdo de US$2.100 millones y ha construido una presencia en varios mercados emergentes en Asia y África. Su compra de una participación en Vodafone se hace eco de la acumulación del multimillonario francés Patrick Drahi de una participación del 18% en BT Group Plc. Drahi, presidente de la empresa de telecomunicaciones Altice, ha dicho que el acuerdo con BT es una inversión financiera.

Emiratos Árabes Unidos, con movimientos similares a los de su vecino más grande y rival comercial Arabia Saudita, está buscando preparar su economía para una era posterior al petróleo, invirtiendo su riqueza en industrias de crecimiento en el extranjero.

“Nuestra inversión representa una oportunidad única para adquirir una participación significativa en una de las marcas de telecomunicaciones globales más fuertes y líderes”, dijo el director ejecutivo de e&, Hatem Dowidar, en el comunicado.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Estados Unidos 18/05/2022 Joe Biden manifiesta su apoyo a la adhesión de Finlandia y Suecia a la Otan

El presidente de Estados Unidos concedió su firme apoyo a las candidaturas de Finlandia y Suecia para integrarse la OTAN.

Bolsas 19/05/2022 Spirit Air rechaza nuevamente a JetBlue tras una OPA hostil de US$3.300 millones

Spirit dijo que su directorio determinó por unanimidad que la propuesta de JetBlue no es lo mejor para la aerolínea o sus accionistas

Hacienda 17/05/2022 Las malas cifras macro que está reportando China aumentan el temor de estanflación

Luego de conocer el descenso en el índice de producción industrial y mayor desempleo, las bolsas en Asia y EE.UU. cayeron

MÁS GLOBOECONOMÍA