.
En España, la economía manufacturera siguió registrando una expansión en junio, pero a un ritmo más modesto.
INDUSTRIA

La economía del sector de manufacturas en Europa sufrió un nuevo declive en junio

lunes, 1 de julio de 2024

En España, la economía manufacturera siguió registrando una expansión en junio, pero a un ritmo más modesto.

Foto: Expansión
RIPE:

España

No obstante, las perspectivas continúan siendo optimistas, según se concluyó en el informe del índice de gerentes de compras

Expansión - Madrid

La economía del sector manufacturero sufre un nuevo contratiempo en junio, ya que la producción cae al ritmo más rápido en lo que va de año. En España, la industria, en cambio, siguió creciendo aunque a un ritmo más lento, y la confianza se reduce.

El Índice Hcob PMI del sector manufacturero de la zona euro se situó en el nivel de 45.8 respecto a los máximos de 14 meses de mayo (47.3) y el PMI de producción manufacturero retrocede a 46.1 desde los 49.3, mínimos de seis meses, fruto del declive de los nuevos pedidos y un incremento de los costes. No obstante, las perspectivas siguen siendo optimistas, según concluye el informe del índice de gerentes de compras (PMI, en sus siglas inglesas) hecho público hoy por Hcob y realizado por S&P Global.

"La economía manufacturera de la zona euro mostró nuevos signos de debilidad al final del segundo trimestre, ya que la contracción de la producción se aceleró notablemente hasta alcanzar el ritmo más fuerte en lo que va de año. Los nuevos pedidos, la actividad de compra y el empleo también disminuyeron a un ritmo más rápido, pero las perspectivas de la producción en el plazo de doce meses siguieron siendo positivas", señala el indicador, principal termómetro de la actividad económica privada que antecede la evolución del PIB.

El índice, que cayó a 45.8 de 47.3, su máxima de catorce meses registrada en mayo, señaló un deterioro sólido y acelerado de la salud del sector manufacturero de la zona euro. Se observaron tendencias más débiles en la mayoría de los países que conforman el tejido industrial de los socios del euro.

Grecia mantuvo la primera posición aunque el índice cayó hasta su nivel más bajo en seis meses y se registraron ritmos de crecimiento más lentos tanto en España como en los Países Bajos. El resto de los miembros de la zona euro cubiertos por el estudio observaron un empeoramiento de las condiciones industriales al final del segundo trimestre. Excepto en el caso de Italia, los ritmos de contracción fueron más fuertes que en mayo. El sector manufacturero de Alemania volvió a registrar el peor resultado de la zona euro.

Cyrus de la Rubia, economista jefe de Hamburg Commercial Bank, apunta en un comentario que acompaña al informe que los índices PMI de todos los países de la zona euro, excepto el de Italia, se deterioraron en junio. No obstante, "nos inclinamos a verlo más como un problema temporal que como una señal de una desaceleración prolongada". Apunta que el sector manufacturero se recupera en otras partes del mundo, como en Estados Unidos, Reino Unido e India, lo que es un telón de fondo favorable para los fabricantes de la zona euro".

"Además, el optimismo con respecto a la producción futura sigue siendo tan alto como en mayo, lo que indica que las empresas todavía tienen confianza en los próximos doce meses. Es bastante deprimente observar que el indicador a futuro de los nuevos pedidos esté cayendo a un ritmo acelerado", prosigue.

"Esta caída se produce después de un periodo récord de 25 meses consecutivos de caída de la demanda, con una leve ilusión de que la situación estuviera mejorando en mayo, cuando su índice respectivo mostró algún aumento. Esto significa que cualquier recuperación significativa probablemente se pospondrá al menos hasta finales del verano o principios del otoño".

Alemania, más expuesta que la media a la situación de la industria automovilística, que está sufriendo a escala mundial, sigue registrando el peor resultado de los países de la zona euro estudiados por la encuesta PMI. A Austria le está yendo casi igual de mal, y los fabricantes de Francia e Italia también siguen en territorio de recesión. En cambio, los Países Bajos, España y Grecia están experimentando un crecimiento.

En España, la economía manufacturera siguió registrando una expansión en junio, pero a un ritmo más modesto. Tanto la producción como los nuevos pedidos aumentaron gracias a las condiciones de demanda positivas, mientras que las empresas continuaron ampliando sus niveles de personal.

El indicador se mantuvo por quinto mes consecutivo por encima del nivel que divide la contracción del crecimiento en los 50 puntos. No obstante, la caída del índice PMI, de 54.0 en mayo a 52.3 en junio, señaló que el ritmo de expansión fue más lento y modesto.

"Las empresas encuestadas notaron una mayor demanda de los clientes, debido a las ventas respaldadas por campañas comerciales positivas, tanto en el país como en el extranjero. Sin embargo, la incertidumbre política y económica limitó la captación de nuevos pedidos en general. Estas incertidumbres también se manifestaron en las expectativas de los fabricantes. La confianza fue notablemente más baja que en mayo, cayendo hasta su nivel más débil en lo que va de año", señala el informe.

De todas formas, la mayoría de las empresas mantienen pronósticos positivos para la producción y, dado que se espera que los pedidos aumenten, las empresas contrataron trabajadores adicionales para satisfacer las necesidades de producción actuales y esperadas. El empleo crece por quinto mes consecutivo, aunque el aumento neto en junio se ralentizó.

En cuanto a la evolución de los precios, se produce un fuerte y acelerado de los precios de los insumos y la inflación fue la más alta desde noviembre de 2022 y está relacionada en parte, con el aumento de los costes de los transportes marítimos, además del incremento de los precios de algunos materiales como el cobre, el acero, el papel y el cartón".

"No obstante, los esfuerzos por repercutir el aumento de los costes a los clientes se vieron en general limitados debido a la competencia existente en el mercado. Si bien los precios de venta aumentaron por segundo mes consecutivo, lo hicieron sólo modestamente y en menor medida que en mayo".

Jonas Feldhusen, economista de Hamburg Commercial Bank (HCOB), señala en un comentario que acompaña al informe que "la incertidumbre tras las elecciones europeas está ejerciendo presión en los fabricantes españoles. En junio, el valor del índice PMI Manufacturero de España cayó significativamente, de 54.0 registrado en mayo a 52.3".

No obstante, una diferencia crucial en comparación con el conjunto de Europa es que el índice en España todavía se encuentra en la zona de crecimiento débil, mientras que recientemente se ha señalado una contracción acelerada en la zona euro".

Feldhusen continúa que la producción y la demanda crecieron en junio, pero mucho más lentamente que en mayo. En consecuencia, las expectativas empresariales han caído a su nivel más bajo en 2024 y por debajo del promedio histórico.

"El crecimiento más débil pero robusto de la economía del sector manufacturero sigue siendo generalizado. Un aumento más lento de la demanda condujo a un ritmo más lento de crecimiento de la actividad de los sectores de bienes intermedios y de Capital. No obstante, en el de bienes de consumo, las condiciones de la demanda mejoraron, lo que resultó en un crecimiento acelerado".

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

México 16/07/2024 Mexicana América Móvil sufre pérdida en segundo trimestre y lo alude a las presiones

El resultado marca un retroceso importante para la firma de telecomunicaciones, que ya había reportado ganancias netas disminuidas en el primer trimestre

EE.UU. 16/07/2024 Tribunal de Quiebras de Delaware aprobó el acuerdo de WOM y grupo de acreedores

Lo pactado entre los involucrados el pasado 20 de junio establece que la moción de desestimación del caso presentada por el grupo de tenedores de bonos el 23 de abril de 2024

EE.UU. 16/07/2024 Trump evalúa designar a Jamie Dimon como secretario del Tesoro los Estados Unidos

Donald Trump no buscará destituir al presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Jerome Powell, antes de que finalice su actual gestión