.
HACIENDA

La destitución de McCarthy aumenta la confusión interna ante las elecciones de 2024

martes, 3 de octubre de 2023

McCarthy enfrenta una moción de desalojo, una medida de procedimiento rara vez utilizada.

Foto: Bloomberg

El político perdió su puesto como vocero de la Cámara de Representantes tras una rebelión del ala dura del Partido Republicano

Bloomberg

La destitución de Kevin McCarthy como presidente de la Cámara de Representantes de EE.UU. sumió al Congreso en una lucha interna por el poder, mientras se enfrenta a plazos clave para evitar un cierre del Gobierno y aprobar la ayuda a Ucrania, todo ello mientras el país se precipita hacia unas elecciones presidenciales.

McCarthy perdió su puesto de líder después de que la línea dura de su propio partido se rebelara contra su compromiso con los demócratas para evitar el cierre del gobierno el pasado fin de semana. McCarthy ha dicho que no volverá a presentarse como portavoz y que no ha pensado en dimitir del Congreso.

El representante Patrick McHenry asumió el cargo de presidente en funciones tras la votación de 216-210, mientras la Cámara espera la elección de un sustituto permanente. Hay un amplio carril abierto, ya que los miembros se irán a casa durante una semana y se espera que la Cámara celebre elecciones de presidentes el 11 de octubre.

La lucha por el gasto dejó al descubierto las profundas divisiones entre los republicanos leales al expresidente Donald Trump y los miembros más moderados, una batalla que ha plagado a McCarthy como a su predecesor republicano en el cargo, Paul Ryan . Esas divisiones también han provocado resultados electorales decepcionantes para el Partido Republicano en 2018, 2020 y 2022.

"No me arrepiento de haber negociado", dijo McCarthy. "No me arrepiento de mis esfuerzos por crear coaliciones y encontrar soluciones".

Las últimas turbulencias han avivado la preocupación de inversores y líderes políticos de todo el mundo por la creciente disfunción de Washington. Moody's Investors Service Inc., la única calificadora crediticia importante que sigue otorgando a EE.UU. la máxima calificación, advirtió a finales de septiembre que su confianza en EE.UU. está flaqueando debido a la preocupación por la "gobernanza".

Goldman Sachs Group Inc. afirmó en un análisis para clientes que la destitución aumenta el riesgo de un cierre del Gobierno el mes que viene. El sucesor de McCarthy probablemente estará bajo "aún más presión" para evitar un paquete de financiación temporal o financiación adicional para Ucrania, dijo Goldman.

"Aquí estamos intentando hacer asignaciones. Tenemos Ucrania, tenemos problemas fronterizos. Y dentro del partido republicano tienen esta guerra civil", dijo el representante Henry Cuellar, demócrata de Texas, en el programa "Balance of Power" de Bloomberg Television. "Y en cada tema, especialmente en la frontera, no podemos hacer nada hasta que terminen de tener este debate".

La medida de financiación provisional que evitó el cierre dio a los legisladores sólo hasta el 17 de noviembre para llegar a un reemplazo más duradero.

"Esto socava todo ese objetivo, porque ahora van a estar enfrascados en una elección de portavoz durante quién sabe cuánto tiempo", dijo el senador John Cornyn, republicano por Texas, tras la votación de destitución.

En cuanto a quién podría hacer una carrera para reemplazar a McCarthy, Steve Scalise de Luisiana, que ha sido el republicano número 2 de la Cámara como líder de la mayoría, ha estado haciendo llamadas a algunos miembros tanteando el terreno, según dos personas familiarizadas con sus actividades. Los representantes Tom Emmer de Minnesota y Elise Stefanik de Nueva York, el número 3 y 4 del partido, respectivamente, también son mencionados por los legisladores republicanos como posibles candidatos.

Otros nombres que flotan: El presidente del Comité Judicial, Jim Jordan, de Ohio; el presidente del Comité de Reglas, Tom Cole, y el presidente del Comité de Estudios Republicanos, Kevin Hern, ambos de Oklahoma; y el representante Byron Donalds, de Florida.

El representante Troy Nehls, de Texas, dijo que pensaba proponer a Trump como portavoz.

La agitación del martes es sólo la última convulsión política para los republicanos. El actual candidato presidencial del partido, Trump, se encuentra en un tribunal de Nueva York enfrentándose a un caso de fraude civil. La semana pasada, el debate entre sus rivales por la nominación rozó por momentos el caos.

McCarthy ganó a duras penas el puesto de presidente de la Cámara en enero, soportando unas históricas 15 rondas de votaciones antes de hacerse con el mazo, y sólo con la condición de que cualquier miembro pudiera presentar una moción para destituirle de su cargo en cualquier momento. El representante Matt Gaetz, de Florida, mantuvo constantemente esa amenaza sobre la cabeza de McCarthy a lo largo de su breve mandato y desencadenó la votación del martes.

Aunque McCarthy se negó a ceder ante los elementos más conservadores de su partido, mantuvo su belicoso partidismo. El pasado fin de semana criticó públicamente a los demócratas por sus exigencias de gasto justo en el momento en que podría haber intentado aprovechar la buena voluntad de evitar el cierre para salvar su puesto.

Los demócratas también se enfadaron cuando permitió que siguiera adelante la investigación sobre la destitución del presidente Joe Biden. Ningún demócrata votó a favor de rescatarlo el martes.

Críticos de línea dura

En sus nueve meses de mandato, McCarthy consiguió algunas victorias significativas. Elaboró un paquete bipartidista sobre el techo de la deuda, evitando un impago histórico contra los deseos de los mismos partidarios de la línea dura que le destituyeron el martes. También logró evitar el cierre del Gobierno, que era casi inevitable hasta que llegó a un acuerdo con los demócratas para aprobarlo sin financiación para Ucrania en su guerra contra una invasión rusa.

Estas victorias habrían garantizado la seguridad laboral de los anteriores presidentes de la Cámara de Representantes. Pero debido al acuerdo que hizo McCarthy para ganar la posición de liderazgo, solo hizo falta Gaetz, un acólito de Trump que se opuso profundamente a ambos acuerdos, para acelerar su desaparición.

Incluso Trump, que ha incitado a sus partidarios en el Congreso a impagar la deuda estadounidense o permitir el cierre del Gobierno si no conseguían todo lo que querían en un acuerdo, se preguntó el martes en una publicación en las redes sociales por qué los republicanos se peleaban entre ellos en lugar de atacar a la oposición.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Brasil 17/05/2024 Brasil prevé que las inundaciones afecten su presupuesto en US$2.600 millones

Las fuertes lluvias, que han azotado el estado brasileño de Rio Grande do Sul desde finales de abril, provocaron inundaciones históricas que causaron la muerte de más de 150 persona

Legislación 21/05/2024 Estas son las fases del plan de Irán para definir quién será el sucesor de Ebrahim Raisí

Aunque Mohammad Mokhber se juramentó como nuevo líder de irán, se trata de un gobierno interino, su mandato no es definitivo, se decidirá en elecciones de junio

EE.UU. 21/05/2024 En EE.UU. acelerarán revisión del medicamento de Roche contra el cáncer de mama

Podría ofrecer una primera opción de tratamiento más eficaz para las mujeres con una mutación particular del cáncer de mama