.
EE.UU.

La Casa Blanca apoya proyecto de ley para la incautación de activos rusos congelados

miércoles, 10 de enero de 2024

Bloomberg

La administración del presidente Joe Biden está apoyando la legislación que le permitiría incautar algunos de los US$300.000 millones en activos rusos congelados para ayudar a pagar la reconstrucción de Ucrania, un cambio como la Casa Blanca trata de reunir apoyo en el Congreso para financiar aún más la guerra contra las fuerzas de Vladimir Putin.

La administración ve con buenos ojos "en principio" un proyecto de ley que le permitiría confiscar los fondos, según un memorando de noviembre del Consejo de Seguridad Nacional al Comité de Relaciones Exteriores del Senado.

"El proyecto de ley proporcionaría la autoridad necesaria para que el Poder Ejecutivo se incaute de activos soberanos rusos en beneficio de Ucrania", dijo el NSC en el memorando, uno de los tres comunicados de este tipo vistos por Bloomberg News.

El apoyo de Biden a la medida surge cuando los republicanos en el Congreso han bloqueado más de US$60.000 millones en financiación para Ucrania, en parte por la preocupación de que Washington esté soportando demasiada carga financiera a medida que se estanca la contraofensiva de Kiev.

La Casa Blanca trata de equilibrar esta situación con la preocupación de que la medida pueda manchar la reputación del sistema financiero estadounidense y provocar una huida del dólar. La Administración también quiere alinear la medida con los aliados del Grupo de los Siete, especialmente en Europa, donde se encuentran unos US$200.000 millones de los activos rusos congelados y donde el apoyo a la confiscación, especialmente de forma unilateral, ha sido tibio.

El Consejo de Seguridad Nacional apoya la nueva autoridad como parte de una serie de herramientas que EE.UU. está considerando para ayudar a que Rusia pague por los daños de la guerra, según un alto funcionario de la administración. El Banco Mundial ha calculado que la reconstrucción de Ucrania podría costar unos US$411.000 millones.

El Consejo de Seguridad Nacional declinó hacer comentarios, al igual que la oficina de Ben Cardin, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado.

"Junto con nuestros socios del G-7, estamos explorando todas las opciones compatibles con nuestros respectivos sistemas jurídicos y el derecho internacional para ayudar a Ucrania a obtener una indemnización de Rusia", declaró el Departamento de Estado en un comunicado.

Recelo en la UE

El apoyo en Europa dista mucho de ser seguro. La Unión Europea está estudiando la posibilidad de aplicar un impuesto extraordinario sobre los beneficios generados por los activos congelados del Banco Central de Rusia, de los que unos US$190.000 millones están depositados en la cámara de compensación belga Euroclear.

El avance de esta propuesta ha sido lento, ya que varios Estados miembros clave, entre ellos Alemania y Francia, así como el Banco Central Europeo, están preocupados por el impacto que la medida podría tener en la estabilidad de la zona euro. Y también preocupa que Moscú pueda tomar represalias confiscando los fondos bloqueados en Rusia.

Se espera que el tema salga a colación en la reunión de líderes del G-7 que se celebrará el mes que viene, cerca del aniversario de la invasión rusa de Ucrania, dijo la persona, que pidió el anonimato para hablar de las delicadas deliberaciones.

Funcionarios del Congreso ven la posibilidad de que la medida se apruebe como parte de un paquete de gasto suplementario para Ucrania, aunque los líderes del comité y de la cámara tendrían que aprobar su inclusión.

La idea de utilizar el propio dinero de Rusia para financiar la reconstrucción de Ucrania se considera una forma de reforzar el apoyo de Estados Unidos a la guerra, ya que algunos republicanos se oponen a que continúe la financiación.

El presidente de la Cámara de Representantes, Mike Johnson, expresó su apoyo a la idea en una entrevista con el New York Post, calificándola de "algo eminentemente responsable que debemos hacer".

Ya hay apoyo bipartidista para la medida -la medida cuenta con 14 patrocinadores de miembros de ambos partidos en el Senado y 62 patrocinadores en la Cámara-, pero algunos críticos han expresado su preocupación de que la incautación real de los activos sería un puente demasiado lejos y podría debilitar aún más el apoyo de los países en la valla sobre la guerra entre Rusia y Ucrania, en particular India, Brasil y Sudáfrica, así como tensar aún más las relaciones con China.

Respuesta mundial

"Al final del día, el resto del mundo va a juzgar si se trata de un uso legítimo de la autoridad gubernamental estadounidense", dijo Benn Steil, director de economía internacional del Consejo de Relaciones Exteriores. "Los países que representan a la mayoría de la población mundial lo rechazarán de forma abrumadora. Incluidos países a los que intentamos acercarnos en muchos ámbitos".

Funcionarios de la Administración, incluida la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, han dicho en el pasado que la legislación estadounidense no permite la incautación de los activos soberanos, que fueron congelados tras la invasión de Ucrania por Rusia en febrero de 2022.

Mientras que la Casa Blanca no buscaba tal autoridad del Congreso tan recientemente como este verano, su posición comenzó a cambiar cuando se hizo evidente que los republicanos dudaban en aprobar más fondos de los contribuyentes para Kiev, según una persona familiarizada con la situación.

El proyecto de ley -la Ley de Reconstrucción de la Prosperidad Económica y las Oportunidades para los Ucranianos- está patrocinado en el Senado por Jim Risch, de Idaho, y Sheldon Whitehouse, de Rhode Island.

En protesta por la falta de progreso de la ley, Risch, el principal republicano en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, ha puesto un freno al candidato de la administración Biden para subsecretario de Estado, Kurt Campbell, hasta que el proyecto de ley se someta a votación en el comité.

"Hay un amplio acuerdo bipartidista en el Senado", dijo Risch en un comunicado. "Después de un año de negociaciones, ya es hora de que el comité considere esta legislación".

Demócratas y republicanos del comité discrepan en dos partes clave del proyecto de ley. La legislación propuesta exige a Biden que se coordine con el G-7 para embargar los activos, pero no requiere su aprobación, lo que algunos temen que permita a Estados Unidos actuar unilateralmente. También incluye un texto destinado a impedir que Rusia impugne la incautación ante los tribunales estadounidenses, lo que podría dar lugar a recursos de inconstitucionalidad.

Según los memorandos consultados por Bloomberg, la Casa Blanca se mostró inicialmente ambivalente sobre la inclusión de un requisito de aprobación del G-7, pero desde entonces ha insistido en la necesidad de actuar de común acuerdo con los aliados.

Tal requisito "haría más probable que Europa (donde se encuentra la gran mayoría de los activos) esté dispuesta a dar este paso, dada su preocupación de que tomar esta medida en el contexto de Rusia podría aumentar la probabilidad de que nos apoderemos de activos en otros casos en los que la justificación legal y política es menos fuerte", dijo el NSC en uno de sus memorandos.

"También reduce el riesgo de que esta medida socave la fe en Estados Unidos como destino de la inversión extranjera", añadía.

Con sólo entre US$4.000 y US$5.000 millones de activos rusos en EE.UU., no tendría sentido que EE.UU. actuara de forma aislada y se arriesgara a provocar una huida del dólar por una cantidad simbólica de dinero, según un asesor del Congreso con conocimiento del debate sobre las disposiciones.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Ecuador 17/04/2024 Ecuador dice que funcionarios ocultaron información en medio de la crisis energética

El Gobierno de Daniel Noboa dijo que se habría ocultado información clave para hacer frente a los problemas de abastecimiento de energía

España 17/04/2024 Taqa, grupo energético de Emiratos Árabes, negocia una OPA por el total de Naturgy

Se trata de la primera empresa gasista española y la tercera eléctrica, tiene una capitalización de cercana a US$23.153 millones

España 16/04/2024 Confianza del consumidor en España mejora y alcanza su mejor dato en siete meses

La encuesta encontró que también se observa una leve subida de los temores de inflación (0,3 puntos respecto al mes de febrero)