El fármaco fue identificado por investigadores como un posible tratamiento para el covid-19, que hace a los pacientes menos infecciosos

Reuters

El principal regulador de medicamentos de Italia dio luz verde el martes a los ensayos clínicos en humanos con raloxifeno, un medicamento genérico para la osteoporosis que los investigadores esperan que también pueda ayudar a reducir los síntomas del covid-19 y hacer que los pacientes sean menos infecciosos.

El fármaco fue identificado como un posible tratamiento para covid-19 por investigadores que utilizan supercomputadoras para seleccionar más de 400.000 moléculas en busca de características químicas que podrían inhibir el virus, centrándose en las que ya están aprobadas para su uso en humanos.

Andrea Beccari, de Excalate4Cov, un consorcio público-privado liderado por Dompé Farmaceutici de Italia, dijo que los investigadores esperaban que el raloxifeno, un medicamento genérico conocido como modulador selectivo del receptor de estrógeno, bloqueara la replicación del virus en las células y, por lo tanto, ralentizara el progreso de la enfermedad.

"Inhibe la replicación del virus, evitando así el empeoramiento de los pacientes con síntomas leves, y también disminuye la infectividad, limitando la carga viral", dijo Marco Allegretti, jefe de investigación de Dompé Farmaceutici.

Hubo alguna evidencia al principio de la pandemia de coronavirus de que el estrógeno presente en las mujeres premenopáusicas podría tener un efecto protector contra el virus. Algunos científicos piensan que el raloxifeno, que se receta para fortalecer los huesos de mujeres mayores con niveles más bajos de estrógeno, la hormona femenina, puede brindar el mismo tipo de protección.

El ensayo involucrará a 450 pacientes hospitalarios y domiciliarios en el Hospital Spallanzani de Roma y Humanitas en Milán en la fase inicial.

Se les dará un tratamiento de siete días de cápsulas de raloxifeno en una muestra aleatoria y se pueden agregar 174 personas más en la etapa final. La inscripción durará 12 semanas.

La plataforma Excalate4Cov cuenta con el respaldo de la Comisión Europea y coordina centros de supercomputación en Italia, Alemania y España con empresas farmacéuticas y centros de investigación, como la Universidad de Lovaina, el Instituto Fraunhofer, el Politécnico de Milano y el Hospital Spallanzani.