Teherán fue la que más escaló dentro del listado de la Unidad de Inteligencia (EIU) de The Economist que fue publicado ayer

Sebastián Montes

De acuerdo con datos de la Unidad de Inteligencia (EIU) de The Economist, Hong Kong, Paris y Zurich son las zonas más caras del mundo en medio de la pandemia de coronavirus, según un análisis que califica 133 ciudades y compara el precio de una canasta compuesta por 138 artículos cotidianos.

Con respecto a las tres ciudades que lideran el ranking, hay que destacar que todas empatan en el primer lugar, según las estimaciones de la EIU.

Cerrando el top cinco se encuentran Singapur y Osaka, que habían empatado con Hong Kong en la anterior encuesta mundial de costo de vida, que tuvo lugar en el mes de marzo.

En el caso de Singapur, la EIU estima que su caída en el ranking tiene que ver con un éxodo de trabajadores extranjeros, que a su vez representa la primera vez en 17 años que disminuye su población.

En esta ocasión, Osaka y Tel Aviv comparten el quinto lugar, mientras que en las cuatro posiciones restantes se ubican Ginebra, Nueva York, Copenhague y Los Ángeles, agregó la información.

La ciudad con el mayor ascenso dentro del escalafón es Teherán, que escaló del lugar 106 al 79 debido al impacto de las sanciones de EE.UU. sobre los suministros. En cuanto a los casos de Reykjavik, Río de Janeiro y Sao Paulo, son las zonas con las caídas de precios más pronunciadas, anomalía que la EIU a una moneda débil y niveles de pobreza en aumento en el caso de las ciudades brasileñas.

En general, la jefe de costo de vida mundial de la EIU, Upasana Dutt, dijo que “la pandemia de covid-19 ha provocado que el dólar estadounidense se debilite, mientras que las monedas de Europa Occidental y el norte de Asia se han fortalecido frente a él, lo que a su vez ha modificado los precios de los bienes y servicios”.