Para afrontar los impactos del Covid-19, los países se han centrado en ayudar a las poblaciones más vulnerables y a quienes no tienen ingresos fijos

Laura Neira Marciales - lneira@larepublica.com.co

Ante la rápida propagación del Covid-19, los gobiernos han tomado medidas como el aislamiento preventivo, que ha causado un gran impacto en la economía mundial, pues la mayoría de los sectores han tenido que parar sus operaciones.

Según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), los países de América Latina se han centrado en inyectar capital al sector financiero con el fin de reforzar el otorgamiento de créditos, y los subsidios para las empresas y las personas.

LOS CONTRASTES

  • Edgar BejaranoProfesor de economía de la Universidad Nacional de Colombia

    “Está bien que los gobiernos tomen medidas, pero no por reactivar pronto la economía se puede permitir que haya un aumento en los contagiados, la cuarentena debería ir hasta mayo”.

  • Jorge Iván GonzálezEconomista y docente de la Universidad Nacional de Colombia

    “Las medidas sanitarias han sido convenientes, pero ponen en evidencia las limitaciones estructurales del sistema. Las económicas han sido débiles y es urgente un impuesto duro al patrimonio”.

El gobierno argentino anunció una inversión cercana a US$1.500 millones que se destinará a obras públicas, vivienda y turismo. De cara a los préstamos para las Pyme, el Banco Central puso una tasa de interés de 24% con el fin de que puedan financiar el pago de salarios y hacer frente a los cheques pagados.

Jeanine Áñez, presidenta interina de Bolivia, anunció la creación del ‘vínculo familiar’, un apoyo económico de US$72,52 por hijo que asista a una escuela fiscal, y quienes tengan créditos no deberán aportar al capital de la deuda por dos meses; el impuesto sobre las ganancias empresariales de abril no se cancelará y estará prohibido cortar los servicios de agua, electricidad y gas durante la cuarentena.

En Brasil el gobierno de Bolsonaro anunció una inyección de capital en el sistema financiero para incrementar la capacidad de préstamo, así como un apoyo de US$120 durante tres meses para los trabajadores independientes, informales y de ingresos no fijos.

Estas ayudas pueden alcanzar los US$ 240. El proyecto prevé que las madres cabeza de hogar reciban dos cuotas.

En Chile, se pondrán US$11.750 millones para el presupuesto del Sistema de Salud, proteger los ingresos familiares, así como los empleos y las empresas que los generan. El Banco Central bajó las tasas de interés históricamente a 1% y las autoridades presentaron un paquete de medidas fiscales de hasta US$11.750 millones.

En Colombia se asignaron US$3.681 millones del Fondo de Estabilización del Petróleo para la crisis, y para garantizar liquidez del mercado, el Banco de la República aumentó la cuota de repos contra la deuda privada de $5 billones a $8 billones, en cuotas entre siete y 30 días.

Ecuador hizo un recorte presupuestan de US$1.400 millones, de los cuales US$800 millones se irán en bienes y servicios y US$600 millones en bienes de capital. La salud no entra en el recorte, pero hizo la propuesta de una contribución de 5% para quienes tengan vehículos de más de US$20.000.

El Ministerio de Hacienda del Salvador indicó que el pago de la tarifa de electricidad, agua, telefonía, internet y cable se suspende por tres meses, y será pagada en dos años “sin generar un incumplimiento, sin intereses”.

Por su parte, el Banco de Guatemala redujo su tasa de política en 50 puntos básicos a 2,25%, así como una exención de impuestos sobre préstamos a donaciones.

El gobierno también hará uso de las reservas presupuestarias de emergencia que alcanzan US$ 60 millones.

Otras medidas de los países

El gobierno de México asignará US$151 millones para hacer frente a la pandemia y adelantará a los Estados la transferencia de US$440,1 millones, para abril y mayo. En Panamá se hizo una expansión de la amnistía fiscal, hasta el 30 de junio y se perdonarán 85% de los intereses, recargos y multas por deudas con impuestos.

En Paraguay se presentó un paquete de medidas de gastos de emergencia de casi US$146.994. Por el lado de Perú el Gobierno dio US$670 millones para la atención médica, ayudar económicamente a familias vulnerables, así como a las micro y pequeñas empresas.

Documentos adjuntos