El Salvador habilitó el jueves un albergue en las afueras de la capital, donde puso en cuarentena a un grupo de personas

Reuters

Los gobiernos de Centroamérica ahondaron el jueves las medidas para prevenir la expansión del Covid-19 en la región, al restringir eventos masivos y suspender las clases en colegios y universidades por al menos dos semanas, dijeron autoridades.

En Centroamérica, una región de unos 50 millones de habitantes ubicada entre México y Colombia, sólo se han reportado dos casos de Covid-19 en Honduras y 14 en Panamá, incluyendo un fallecido.

El brote, surgido en China a fines del año pasado, ha infectado a más de 129.000 personas en todo el mundo y ha cobrado la vida de unas 4.700, la gran mayoría en China continental.

Previendo un contagio, el gobierno de Guatemala dijo que, a partir del jueves, queda "prohibido" el ingreso al país de extranjeros procedentes de Alemania, China, Corea, España, Francia, Irán e Italia, las naciones con más casos reportados.

Guatemala es uno de los pocos países en el continente americano aún sin casos de Covid-19.

"Como tenemos cero casos nosotros continuamos (...) sin cerrar fronteras ni prohibir vuelos porque no nos queremos aislar completamente", dijo el jueves el ministro de Salud de Guatemala, Hugo Monroy, en conferencia de prensa. "Cuando llegue un caso positivo vamos a tomar las medidas correspondientes".

Más tarde, el gobierno prohibió la entrada de salvadoreños, exceptuando a transportistas que ingresen por vía terrestre en actividades comerciales, previo control sanitario.

Por su parte, Honduras suspendió clases en colegios y la principal universidad del país, Unah, por 14 días, en la misma semana en que reportó sus dos primeros casos del brote: un hombre y una mujer hondureños provenientes de Europa.

Afectaciones
Costa Rica informó el jueves de 23 casos de Covid-19, uno más que en la víspera, y dijo que cerrará "preventivamente", durante dos semanas, escuelas que considere "en riesgo", mientras las universidades suspendieron sus clases.

Además, canceló todos los viajes oficiales de sus funcionarios y ordenó reducir a la mitad el aforo permitido en los eventos públicos.

El sector Turismo ha registrado 8.000 cancelaciones de habitaciones y prevén una caída en las ventanas de hasta 50%, dijo el Gobierno. La industria turística es la más importante de Costa Rica. El año pasado aportó 4.500 millones de dólares y generó 15% de los empleos formales.

Panamá, por su parte, informó que los cruceros que atraquen en sus costas y que traigan a turistas de países afectados por el Covid-19 no podrán desembarcar sin vigilancia sanitaria previa, buscando evitar más contagios, que los 14 reportados.

Buscando evitar el primer caso del brote en el país, El Salvador habilitó el jueves un albergue en las afueras de la capital, donde puso en cuarentena a un grupo de personas provenientes del extranjero.