La Opep y Rusia acordaron un acuerdo para recortar 10 millones de barriles diarios del suministro global

Diario Financiero - Santiago

Estados Unidos y el G20 respaldaron hoy viernes el mayor acuerdo de suministro de petróleo de la historia, apoyando los recortes de producción de la Opep y Rusia y prometiendo hacer "lo que sea necesario" para estabilizar una industria devastada por la pandemia de coronavirus.

La demanda de petróleo ha caído aproximadamente un tercio, a medida que algunas de las economías más grandes del mundo se han cerrado para tratar de detener la propagación del virus, llevando los precios del crudo a su nivel más bajo en 18 años y amenazando a millones de empleos en el sector energético y los suministros a largo plazo.

Un borrador del comunicado de la reunión indica que los miembros del G20 se "comprometerían a hacer lo que sea necesario, tanto individual como colectivamente" para garantizar que el sector energético se recupere.

"Damos la bienvenida al compromiso de los productores para estabilizar los mercados de energía", afirma el borrador. "Hacemos un llamado a otros países productores y consumidores para que complementen estos esfuerzos".

La madrugada del viernes, la Opep y Rusia acordaron un acuerdo para recortar 10 millones de barriles diarios del suministro global, la mayor reducción jamás realizada a medida que los productores actuaban para apuntalar el mercado mundial de petróleo.

Alexander Novak, ministro de Energía ruso, dijo en la reunión que "el papel del G20 es apoyar de manera integral estos esfuerzos” acordados por la Opep+.

La medida fue la última de una serie de esfuerzos de gobiernos, bancos centrales e instituciones internacionales para apuntalar la economía mundial frente a la crisis del Covid-19, que está llevando a las naciones de todo el mundo a una profunda recesión.

Al hablar en la reunión de emergencia en línea de los ministros de energía del G20 el viernes, Fatih Birol, de la Agencia Internacional de Energía, dijo que las "ondas de choque" del virus habían creado el colapso petrolero y amenazaban la "estabilidad económica global".

"Nadie debería albergar la idea de que estas medidas proporcionan una solución rápida", dijo Birol, quien lidera el organismo de energía más importante del mundo. Pero “al igual que el efecto del confinamiento en la propagación de Covid-19, las acciones para abordar el desequilibrio del mercado petrolero ayudarán a aplacar la crisis y moderar la caída".

Victoria para Trump

El respaldo implícito al acuerdo de la Opep, que apunta a eliminar 10 millones de barriles diarios del mercado, marca una victoria diplomática para el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, quien presionó a Arabia Saudita, el miembro más poderoso de la Opep, y a Rusia para que finalicen una guerra de precios que se ha prolongado por cerca de un mes y que exacerbó la crisis en los mercados energéticos.

El jueves y viernes sostuvo conversaciones con el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, y el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y amenazó con aranceles a sus ventas de petróleo si no llegaban a un acuerdo. Trump no tuvo que comprometerse con ningún recorte obligatorio por parte de Estados Unidos.

Trump también ofreció ayudar a suavizar los obstáculos restantes para que la Opep + finalice su acuerdo, que se ha retrasado por la renuencia de México, uno de los países que no pertenecen a la Opep a unirse a los recortes, para eliminar tanta oferta como otros miembros del pacto.

Trump dijo que trató de hacer que México "diera el salto", y agregó que Estados Unidos "ayudará a México y nos reembolsará... en una fecha posterior cuando estén preparados para hacerlo". Los analistas dijeron que Estados Unidos se ofreció a cubrir las obligaciones de México en virtud del acuerdo, aunque no estaba claro cómo lo haría.

Arabia Saudita no ha comentado desde la reunión del G20 si la reticencia de México sigue siendo una amenaza para el acuerdo. El presidente ruso, Vladimir Putin, considera que el pacto ha quedado sellado, dijo el viernes el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov.

La producción de América del Norte ya está cayendo debido al colapso de los precios del petróleo, pero Estados Unidos y Canadá no llegaron a comprometerse con recortes de suministro decretados por sus respectivos gobiernos, apuntando en cambio a reducciones a gran escala de los gastos de capital por parte de las compañías privadas de energía.

Dan Brouillette, secretario de energía de Estados Unidos, dijo en la conferencia que estima que la producción de petróleo de Estados Unidos se reduciría en casi 2 millones de barriles diarios este año, o al menos 10% de la producción del país.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Argentina 11/08/2020 El Gobierno anticipó que los vuelos no vuelven el 1º de septiembre y puso en duda a El Palomar

El ministro de Transporte, Mario Meoni, dijo en un encuentro virtual que espera que los vuelos puedan reiniciarse en los próximos 60 días, en virtud de evaluación de las autoridades sanitarias sobre la pandemia

Argentina 09/08/2020 Argentina y el FMI comenzarán a negociar en próximas semanas nuevo programa crediticio

Acordarán un nuevo programa crediticio que reemplace al de US$57.000 millones que el país suramericano firmó hace dos años

Hacienda 11/08/2020 Claver Carone, canditado a la presidencia del BID, dice que retrasar elección aplazará el fondeo

Aseguró que postergar la elección programada de forma virtual, podría extender por seis meses o un año la movilización de recursos

MÁS GLOBOECONOMÍA