.
ECONOMÍA

Exdirectora de Cambridge Analytica admite contactos con campañas electorales locales

miércoles, 18 de abril de 2018

Brittany Kaiser compareció ante la Comisión Parlamentaria en Reino Unido por uso ilegal de datos de más de 80 millones de usuarios de Facebook.

José González Bell

Brittany Kaiser, exdirectora de Cambridge Analytica, admitió durante su audiencia ante la Comisión Parlamentaria en Reino Unido que la empresa tuvo contacto con las campañas electorales en Colombia. En este momento la compañía es juzgada por el presunto uso ilegal de datos de más de 80 millones de usuarios de Facebook.

Kaiser indicó que fueron tres las campañas que pidieron los servicios de la empresa, pero explicó que nunca se concretó el trato.

"Yo estuve en contacto con tres distintas campañas presidenciales en Colombia, pero nunca hicimos una propuesta o una reunión que llevara a algo concreto, mucho menos hicimos cualquier trabajo allí. Nunca he estado en Colombia", declaró a la comisión británica.

La exdirectora de esta firma de minería de datos y comunicación conductual no quiso revelar los nombres de las tres campañas que tuvieron contacto con la empresa. Dicha empresa tiene registrado que al menos 1,2 millones de personas en México y en Colombia la han usado.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Brasil 27/02/2024 Popular sistema brasileño de pago instantáneo "Pix" quiere expandirse a otros países

El banco central de Brasil está considerando acuerdos para conectar Pix con plataformas en todo el mundo y así salir de sus fronteras

Chile 28/02/2024 Chile definirá contratos de litio para junio según ministra de Energía Aurora Williams

El interés en invertir en litio se mantiene pese a caída en los precios, Chile es el segundo proveedor del metal después de Australia

Perú 27/02/2024 Perú aprobó paquete por más de US$1.300 millones para rescatar la estatal Petroperú

El paquete es inferior a lo que la empresa solicitó inicialmente, que ascendía a unos US$2.000 millones, e incluía una inyección de efectivo