El político llevaba más de dos años en prisión acusado en el caso por la explosión de dos drones en 2018 en un acto al que asistía Maduro

Reuters

El diputado opositor venezolano, Juan Requesens, fue excarcelado el viernes tras más de dos años en prisión acusado en el caso por la explosión de dos drones en 2018, en un acto al que asistía el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Requesens, del partido Primero Justicia, fue detenido la noche del 7 de agosto en su residencia en el este de Caracas y desde entonces permanecía en El Helicoide, una de las sedes de la policía de inteligencia en Caracas.

El diputado recibió una medida de arresto domiciliario, dijo el líder opositor y jefe del Congreso, Juan Guaidó.

"No descansaremos hasta que cada preso político sea liberado, cada cómplice del dictador sea juzgado y cada víctima sea tratada con justicia. Mi abrazo de hermano, @JuanRequesens", escribió Guaidó en su cuenta de Twitter.

Su abogado Joel García apuntó que estará bajo custodia policial.

"Me soltaron ya, estoy en mi casa", dijo Requesens en un video divulgado en redes sociales por el opositor Henrique Capriles al llegar a su casa.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de España en su cuenta de Twitter escribió que "se felicita por la excarcelación" de Requesens, pero lamentó el arresto domiciliario. Abogó por "una salida política negociada a la crisis mediante la celebración de elecciones".

Según la Fiscalía, 43 personas están implicadas en la explosión de los aparatos el 4 de agosto del 2018 al final de un desfile en Caracas en honor a la Guardia Nacional, encabezado por Maduro, quien sostiene que lo ocurrido se trató de un intento de magnicidio planeado desde Colombia y Estados Unidos con la complicidad de opositores venezolanos como Requesens.

Después de la captura de Requesens, las autoridades mostraron luego un breve video en la televisión estatal en que se vio al opositor diciendo que ayudó a pasar a Colombia a una persona acusada por el oficialismo de atentar contra Maduro. La oposición denunció que la declaración del legislador fue obtenida bajo coerción.

De acuerdo con el grupo no gubernamental de derechos humanos Foro Penal para el 24 de agosto, fecha de su informe mas reciente, en Venezuela había 386 presos políticos, entre civiles y militares, una definición que es rechazada por el gobierno, que dice que en el país no existe la persecución a los opositores y que se trata de criminales.

Ni el Ministerio de Información ni la Fiscalía General respondieron de inmediato a una solicitud de comentarios sobre las razones de la excarcelación.