sábado, 1 de octubre de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Diego Carranza Agudelo - dcarranza@larepublica.com.co

En diálogo con LR, Smith habló sobre la posibilidad de que las petroleras locales implementen el fracking, una práctica que ha puesto a EE.UU. como uno de los principales productores de crudo del mundo.

Colombia acaba de firmar un acuerdo con Aberdeen, Reino Unido, para la exploración offshore en Barranquilla. ¿El país podría hacer lo mismo con el fracking?
El fracking ha sido muy importante para el desarrollo de la industria petrolera estadounidense. Ahora mismo, más de la mitad del gas natural que producimos proviene de gas esquisto (que se encuentra en las formaciones rocosas sedimentarias de grano) y por primera vez en décadas estamos produciendo más petróleo del que importamos.

Ese desarrollo que ha habido en ambos mercados demuestra lo positivo que puede ser para otros países implementar esta misma práctica.

Nosotros queremos enseñarles eso, pero no solamente los aciertos sino también los pasos en falso que hemos dado para que no los repitan. Sin embargo, lo más importante es que la sociedad acepte este tipo de prácticas, porque si no lo hace, no es posible hacerlo. Por eso también queremos ayudar a las compañías para que aprendan a llevar esta situación con las comunidades.

¿Entonces se debería practicar el fracking en Colombia?
Esa es una decisión que debe tomar el país, no nosotros. No queremos presionar a nadie a que lo haga o no. Pero tenemos muchos estudios que demuestran que se puede hacer esta práctica sin que haya daños colaterales, por ejemplo, a los pozos de agua subterráneos.

¿Cómo está ayudando el gobierno estadounidense para que la inversión extranjera llegue a Colombia?
Hemos estado asistiendo al Gobierno colombiano para que   se acoplen ambas políticas regulatorias. Las alianzas entre gobiernos son muy importantes para crear un buen ambiente para las compañías del sector privado y precisamente por eso estoy en Colombia, porque queremos ayudar al Gobierno a maximizar esas oportunidades.

¿Qué garantiza que esta alianza sea duradera en medio de un posible cambio de Gobierno que transformaría la forma en que se relaciona con los otros países?
Estados Unidos ha tenido una relación muy buena con Colombia desde hace mucho tiempo. Posiblemente las condiciones de los tratos pueden llegar a cambiar pero Colombia no dejará de ser un país muy importante en la agenda del país. Pero precisamente eso depende de la relación de amistad que haya entre ambas naciones.

¿Cuánto tiempo tomaría en mostrar resultados esta alianza en favor del fracking?
La alianza no es nueva. Las compañías han estado aquí desde hace décadas. Pero uno de los desafíos es que hay una brecha entre la decisión de invertir, la actividad y los beneficios. Hay muchas cosas que deben hacer la empresas antes de tomar una decisión de inversión, porque deben estudiar todas las posibilidades y eso toma un tiempo. Entonces se torna un poco incómodo para los gobiernos tener compañías rondando sin que haya llegado el dinero y ellos dicen ‘y ¿dónde está el dinero?’. Por eso es que no es algo que se de un periodo corto.

La Opep acordó congelar la producción de barriles de crudo para subir su precio. ¿EE.UU. estaría dispuesto a hacerlo también?
Nosotros creemos que si un organismo interviene en el mercado, al final, no va a ser positivo para la economía. Estamos mirando con interés las decisiones que tomen, pero creemos que información buena y transparente es lo que va a hacer que los precios del petróleo vuelvan a subir, sin una intervención que lo haga intencionalmente.

La opinión

Francisco José lloreda
Presidente de la ACP

“El fracking se puede hacer bien o mal. Si se hace bien, no hay de qué preocuparse. Colombia esta preparada. Tiene una de las regulaciones más estrictas y elaboradas”.