.
ENERGÍA Estados Unidos e Irán en medio de tensión nuclear por medidas de la era Donald Trump
viernes, 19 de febrero de 2021

El gobierno iraní espera presionar a Joe Biden para levantar las restricciones que habían sido puestas en la administración anterior

WSJ

Irán advirtió que rompería gran parte del monitoreo internacional de sus actividades nucleares la próxima semana si Estados Unidos no levanta las sanciones económicas, en un nuevo intento por presionar a la administración Biden para que retire las sanciones.

Irán ya había indicado que restringiría el acceso de los inspectores de la agencia atómica de las Naciones Unidas a partir de este mes si no se levantaban las amplias sanciones impuestas por Estados Unidos al país desde 2018 por la administración Trump.

El lunes, su embajador ante la Agencia Internacional de Energía Atómica (Aiea) confirmó en Twitter que había enviado una carta a la agencia estableciendo las restricciones, dijo que entrarían en vigor el 23 de febrero.

Un informe confidencial de la Aiea el martes, visto por The Wall Street Journal, detalla medidas que limitarían severamente la capacidad de la agencia para supervisar el trabajo nuclear de Irán durante los próximos días.

El monitoreo de las instalaciones nucleares de Irán fue el último componente importante del acuerdo nuclear de 2015 que Teherán había cumplido.
Irán comenzó a violar aspectos clave de ese acuerdo en julio de 2019 en represalia por la retirada de Estados Unidos del acuerdo y la imposición de sanciones a Teherán.

Irán había dicho públicamente que dejaría de aplicar el protocolo adicional la próxima semana, un acuerdo que permite a los inspectores de la Aiea un amplio acceso a instalaciones que no sean sitios nucleares declarados.

Sin embargo, según el informe, Irán envió a la agencia una carta el lunes, diciendo que tomaría medidas para poner fin al acceso diario a sus principales sitios nucleares. Amenazó con eliminar las “tecnologías modernas”, como los sellos electrónicos, que garantizan que Irán no acceda a equipos prohibidos y al monitoreo en línea del enriquecimiento de Irán.

Irán también dijo que ya no permitiría a la Agencia Internacional de Energía Atómica monitorear su extracción de mineral de uranio o su fabricación de piezas para centrifugadoras, máquinas que pueden enriquecer uranio al nivel de grado de armas. También amenazó con dejar de implementar una norma de la Aiea que obliga a los países a avisar con anticipación a la agencia sobre las instalaciones nucleares y el trabajo que planean realizar.