RIPE:
EL ECONOMISTA

Se generaron 92.390 puestos de trabajo, la mitad de las plazas corresponden a las de carácter temporal, la mayor proporción observada en una década

El Economista - Ciudad de México

El empleo formal del país tuvo un respiro en el mes de agosto, ya que, por primera vez desde que inició la cancelación de puestos de trabajo por efecto de la pandemia por el Covid-19 en marzo, se tienen números positivos con 92,390 plazas laborales dadas de alta en el Instituto Mexicano del Seguro Social (Imss).

No obstante, la recuperación por la cancelación de empleos entre los meses de marzo a julio aún está lejos; la pérdida fue de un millón 117,584 puestos de trabajo, con lo que la recuperación de plazas del mes de agosto representa apenas 8.2% de los puestos de trabajo perdidos.

Al 31 de agosto del 2020 había 19 millones 588,342 trabajadores inscritos en el Imss, siendo esta cifra 4.1% inferior a la observada hace un año y 5% inferior a los 20 millones 613,536 empleados registrados en febrero del 2020, previo al inicio de las medidas de distanciamiento social para contener la propagación del covid-19.

En comparaciones anuales, la peor caída del empleo formal se observó en julio (-4.4%), último mes en el que se perdieron puestos de trabajo de los cinco que duró la sangría laboral causada por la cuarentena por la irrupción del coronavirus. Este descenso fue mayor que el observado en el peor momento de la crisis del 2009 (junio, -4.2%), pero inferior al registrado en el clímax de la crisis de empleo de 1995 (noviembre, -9.3 por ciento).

Volviendo a las cifras mensuales publicadas por el Imss el sábado pasado, se consigna que en el 2020, agosto tuvo un mejor comportamiento que un año antes, ya que el número de altas laborales fue 152% mayor que el registrado en el mismo mes del 2019, cuando se contabilizaron 36,631puestos de trabajo.

La principal razón por la que hay datos positivos, refieren los especialistas, es que en todo el país se dio una mayor reapertura de la economía; que sumado a la planeación que realizan las empresas para el cierre del año, contribuyeron a la generación de plazas laborales.

“Es positivo que en el mes de agosto, después de cinco meses, se haya observado ya creación de empleo; en principio se puede atribuir a la reapertura de la economía, en agosto ya hubo una reapertura más generalizada prácticamente en todo el país y eso implicó que parte de los empleos que se perdieron se empiecen a recuperar, sobre todo en el sector servicios y la propia actividad industria que de plano en algunos sectores tuvieron que cerrar”, dijo José Luis de la Cruz, director general del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (Idic).

El número de nuevos empleos permanentes para el octavo mes del año fue apenas mayor que el de los eventuales, al sumar a 47,785 plazas, en donde se firman contratos por tiempo indeterminado; mientras que los eventuales fueron 44,605 plazas. En términos proporcionales, los contratos por tiempo eventual representaron 48% de las altas laborales, la tasa más alta para un mes de agosto en cuando menos una década.

Lo anterior, dijo De la Cruz, se deben fundamentalmente a la incertidumbre que hay en las empresas; ya que históricamente el empleo formal se mantiene en 80% permanente y el resto eventual, “hoy las cifras indican casi 50% por ciento de permanentes y eventuales, entonces la lectura es que las empresas están pensando y evaluando cómo estará la situación y a partir de ahí tomar nuevas decisiones, indudablemente refleja la cautela con la que se está generando empleo”.

Cabe resaltar que la disminución del empleo en lo que va del año (enero-agosto) es de 833,100 puestos, de los cuales, el 77.6% corresponde a empleos permanentes.

Al respecto, Armando Leñero, presidente del Centro de Estudios para el Empleo Formal (Ceef), comentó que “empezamos a ver una recuperación, aún insuficiente, al cierre del año pronosticamos que habrá una pérdida de 800,000 puestos de trabajo, es decir, en los meses de septiembre y octubre veremos aún contrataciones, pero en diciembre siempre se pierde empleo”.

Agregó que nos va a tomar todo el año que viene retomar lo que se perdió; pero, “si la vacuna está un poco antes a principios de año, la recuperación será en el segundo o tercer trimestre si no me parece que tomará entre seis meses.

Los sectores que presentan crecimiento anual en puestos de trabajo son servicios sociales y comunales con 2.1%; electricidad con 1.7%; y agropecuario con 1.3 por ciento. En tanto, los tres sectores con la mayor nómina del país aún arrastran pérdidas.

Lea la nota completa aquí.