viernes, 14 de diciembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Rubén López - rlopez@larepublica.com.co

Los ciudadanos de Venezuela acudirán mañana a las urnas para elegir gobernadores en unos comicios que estarán marcadas por la incertidumbre surgida a raíz del estado de salud del presidente Hugo Chávez y su posible incapacidad para posesionarse en enero.

La pregunta que surge es qué influencia tendrá este nuevo escenario en las elecciones. La idea generalizada es que el estado de salud de Chávez, se ha convertido en un “arma electoral”.

Roberto Giusti, columnista del diario El Universal de Venezuela explicó que “en las anteriores elecciones, Chávez anunció que estaba enfermo y eso produjo un estado general de compasión y luego, al decir que se había curado, fue un golpe de efecto a su imagen. Con esto, si esa fase se repitiera, podríamos pensar que el presidente estaría acudiendo a la lástima para que las elecciones del próximo domingo se definan a favor de sus candidatos a gobernadores”.

Igualmente, Ronal Rodríguez, investigador del Observatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario, aseguró que “la enfermedad está siendo utilizada en las elecciones por los dos bandos, aunque el gobierno le ha sacado mayor partido, hasta tal punto que en la cabeza de todos está que votar por los candidatos de Chávez, es votar por el líder enfermo. El gobierno ha sabido convertir lo negativo en positivo”.

En medio de las dudas, el partido del gobierno se está beneficiando frente a la oposición. De los siete u ocho estados que se preveía que podrían perder, los sondeos indican un descenso de las cifras, haciendo peligrar la victoria de la oposición incluso el estado de Miranda, donde se presenta como candidato la revelación de las últimas elecciones, Henrique Capriles.

Otro interrogante es que según dice la Constitución venezolana, “si un presidente electo no está en condiciones de asumir su mandato, debe llamarse a elecciones en 30 días”. Esta normativa pondría en peligro el resultado electoral de mañana y abriría una nueva lucha por cargo, donde Capriles volvería a jugar.

La opinión

Roberto Guisti
Columnista del Diario el Universal de Venezuela

“Podríamos pensar que el presidente estaría acudiendo a la lástima para que las elecciones se definan a favor de sus candidatos”.