En dos semanas, desde que el barril de Brent rozara los US$60 el pasado 20 de febrero, su cotización se ha derrumbado un 25%

Diario Expansión - Madrid

Lejos de alentar el rebote del precio del petróleo, el pacto sellado el jueves entre los países de la OPEP para recortar su producción en otros 1,5 millones de barriles diarios aceleró este viernes las caídas del barril de Brent, por debajo incluso del nivel de los 50 dólares. El pacto estaba condicionado al respaldo de Rusia, y Moscú rechazó el acuerdo.

La espiral bajista que azotó los mercados cobró si cabe mayor fuerza aún en el precio del petróleo. Las caídas alcanzaron el 9,4%, hasta los 45,29 dólares, su menor nivel desde junio de 2017. En el caso del West Texas, el barril de referencia en Estados Unidos se hundió el 10%, hasta los 41,28 dólares, en su peor jornada desde 2014.

En dos semanas, desde que el barril de Brent rozara los 60 dólares el pasado 20 de febrero, su cotización se ha derrumbado un 25%.

La cumbre de la OPEP se presentaba como una oportunidad para frenar esta espiral bajista. Los países que integran la organización petrolera, con Arabia Saudí al frente, apostaron fuerte, y acordaron recortar su producción en otros 1,5 millones de barriles diarios en el segundo trimestre del año como respuesta al impacto del coronavirus.

Pero la puesta en práctica de estos recortes adicionales quedó condicionada a que el principal aliado de la OPEP, Rusia, se sumara al pacto. Y el Gobierno de Moscú, a pesar de las presiones recibidas, mantuvo su rechazo a nuevos recortes en el último día del encuentro.

Rusia sólo aceptaba prolongar los recortes vigentes hasta la fecha, pero en ningún caso respaldaba introducir un freno adicional en sus cifras de producción. La estratega de recortes de la OPEP y de aliados como Rusia con el objetivo de estabilizar en mayor medida los precios ha provocado sin embargo un significativo descenso en su cuota de mercado. Sus recortes y el auge del 'shale oil' han disparado la cuota de mercado de EEUU.

Goldman Sachs, una de las firmas más influyentes sobre el mercado de commodities, sostiene que con el impacto del coronavirus incluso con los recortes adicionales de la OPEP el mercado afronta un exceso de oferta en el segundo trimestre. De ahí su previsión de un precio del barril de Brent de 45 dólares para el mes de abril.