Los cuerpos fueron hallados más exactamente en el exterior de la funeraria de Andrew T. Cleckley de Brooklyn

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

En Nueva York, más exactamente en el exterior de la funeraria de Andrew T. Cleckley de Brooklyn, la policía encontró docenas de cadáveres en dos camiones de mudanzas luego de que varios habitantes de la zona llamaran para avisar que había un fuerte olor a descompuesto en las calles.

Aún no se conocen todos los detalles sobre el hallazgo, por lo que las autoridades decidieron abrir una investigación. Sin embargo, algunos medios internacionales señalaron que los casi 50 cuerpos encontrados dentro de los vehículos son producto del covid-19, ya que hay funerarias que no han logrado atender totalmente la demanda que ha registrado el servicio en el último periodo.

Sobre este hecho, un vocero de Andrew T. Cleckley le dijo a la cadena ABC que se quedaron sin espacio de almacenamiento al interior de la funeraria, por lo que tuvieron que recurrir a dejar los cadáveres dentro de los camiones refrigerados. La fuente enfatizó en que no había ningún cuerpo sin refrigerar. Estas explicaciones contrastan con lo dicho por un oficial a The New York Times, ya que según él, la funeraria empezó a dejar los cuerpos en los camiones debido a que su cámara frigorífica presentó problemas.

Esta situación es considerada por los expertos como un espejo de los desafíos que afronta EE.UU. a causa de la expansión del covid-19, ya que "las muertes por este virus han superado las 48.000 y la cantidad de fallecimientos en abril aumentó en un promedio de 2.000 por día", según un recuento de Reuters.