El Dow Jones cerró con una caída de 0,15%, el Ibex 35 con un desplome de 1,18%, el Dax retrocedió 0,81% y el Ftse 100 cayó 0,47%

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

China, Irán, Alemania y otra docena de países alrededor del mundo han encendido las alarmas tras anunciar que se encuentran ante una posible segunda ola de contagios de covid-19. Esta situación, que se está dando en medio de los reinicios económicos, ha generado miedo entre los inversionistas, por lo que las principales bolsas del mundo fueron arrasadas y cerraron en rojo en las últimas jornadas con caídas de superiores a 1% en un día.

Una muestra del temor que está contagiando las bolsas se evidencia en que, en Europa, el Ibex 35 se desplomó 1,18% hasta 7.390 unidades, el Dax retrocedió 0,81%, hasta 12.281 puntos, el Ftse 100 cayó 0,47% hasta 6.224 puntos. Según información de Reuters, “ un asunto que lastró a las bolsas fue el derrumbe de Wirecard, cuyas acciones cayeron 61,8%. La compañía alemana de pagos online dijo que su empresa auditora se negó a firmar sus cuentas de 2019 porque le falta verificar US$2.100 millones”.

La caída del índice español, el más afectado del viejo continente en la jornada de ayer, fue jalonada por Siemens Gamesa que cayó 7,57%. A esto se le suma que “valores industriales como ArcelorMittal (-5,66%) y Cie Automotive (-2,65%) que acabaron con pérdidas notables. En rojo también finalizaron los valores relacionados con el turismo, especialmente sensible a las noticias sobre los rebrotes de coronavirus. IAG (-1,32%), Meliá (-1%) y Amadeus (-0,8%) han corregido parte de lo recuperado en semanas anteriores”, citó Expansión.

Estas caídas tienen su origen en que, por ejemplo, las autoridades de Pekín anunciaron el cierre de colegios y la suspensión de vuelos, lo cual obstaculizaría la recuperación de la economía de China. Lo que también llevó a que los principales índices de Asia registraran caídas. El Nikkei y Hang Seng cerraron en terreno negativo con 0,45% y 0,07%, cada uno.

Teniendo en cuenta estos resultados, el analista bursátil, Andrés Moreno, explicó que hasta que no se tenga una vacuna o un tratamiento eficaz, la volatilidad en los mercados se seguirá viendo tanto al alza como a la baja, debido al deterioro que esto provoca.

A la situación que enfrenta la capital del gigante asiático, que al parecer está controlada según los últimos reportes al cierre de esta edición, se le suma que, en Estados Unidos, las cifras de nuevos casos de covid-19 están tomando fuerza en zonas como Oklahoma, Texas, California, Florida y Arizona.

Estos anuncios llevaron a que los principales índices de Wall Street registrarán fuertes caídas. El Dow Jones cerró con una baja de 0,15%, mientras que el Nasdaq y el S&P 500 con 0,33% y 0,06%, respectivamente, pese a operar en rojo durante el día. Sobre esto, Gregorio Gandini, analista de Gandini Análisis, explicó que “este panorama es una muestra de que los inversionistas están replanteándose el optimismo excesivo que han tenido frente al futuro de la pandemia. Esto es un coletazo y deja en evidencia la incertidumbre que hay sobre lo que pasará con el virus.

LOS CONTRASTES

  • Gregorio GandiniAnalista de Gandini Análisis

    “La narrativa del mercado ha cambiado. Ahora se habla de si se llega a tener una vacuna y no cuándo se tenga la vacuna, por lo que un tratamiento eficaz mitigaría los temores”.

  • Andrés MorenoAnalista bursátil

    “Nadie está preparado para enfrentarse a una segunda ola de contagios que implicaría nuevos cierres. Ni en términos económicos, ni psicológicos”.

A su vez, Gandini dijo que con los nuevos datos de contagios en Texas, Florida, Arizona, los estados que han reiniciado la economía más rápidamente, sumado a lo que está pasando en China pone sobre la mesa el interrogante de si las aperturas se están haciendo muy rápido o muy despacio y si se dará la recuperación prevista.

En línea con las proyecciones de crecimiento, no se puede dejar de lado que, por ejemplo, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) señaló la semana pasada en un reporte, que si hay un segundo brote de covid-19, la economía mundial podría caer hasta 7,6% al cierre del año y registrar una lenta recuperación en 2021 que tocaría 2,8%, es decir que estaría por debajo de los niveles previos a la pandemia.

Situación en Latinoamérica
Esta oleada de temores también contagió al mercado bursátil de América Latina, donde las principales bolsas de la región operaron en rojo durante la mayor parte de la jornada. El Mexbol cerró con una caída de 0,70%, el índice Perú General con una baja de 0,35%, el Ipsa en Chile perdió 0,15% y el Colcap en Colombia cayó 0,03%.

Sobre estos cierres a la baja, Gandini aseguró que “no se debe dejar de lado que Latinoamérica fue el último rincón del mundo al que llegó el virus y que gran parte del mercado tiene origen en la inversión extranjera. Esto lleva a que lo que suceda en las plazas regionales esté sesgado por lo que pasa en el contexto internacional”.

Lo planteado por el experto se evidencia en que, según información de Reuters, “el peso mexicano y la bolsa de ese país cayeron arrastrados por una ola de menor apetito por activos de riesgo producto de las preocupaciones por un aumento de nuevos casos covid en algunos países, y tras la publicación de débiles datos del mercado laboral de EE.UU.”.

Teniendo en cuenta este panorama que afronta la región, Moreno dijo que “realmente las economías emergentes son las más golpeadas, debido a que dependemos de los socios comerciales, los cuales podrían cerrarse nuevamente, de los precios de los commodities y tenemos monedas débiles”.

Según Moreno, los factores anteriores son ingredientes que podrían llevar a que las economías regionales sintieran fuertes choques. “Cada día que pasa los países emergentes se resienten más y esto va a terminar afectando a los gobiernos que no podrán continuar con inversiones en sectores clave para los ciudadanos como la salud”.

El buen momento de la bolsa de Brasil en medio de los nuevos temores
Según información publicada por Reuters, “el principal índice de acciones de Brasil cerró al alza por tercera sesión seguida. Estuvo impulsado, principalmente, por las acciones de Itaú Unibanco y por una baja de la tasa de interés básica. El Bovespa subió 0,60% a 96.182 puntos, luego de alcanzar un máximo en torno a los 97.000 puntos. Mientras que en el mercado cambiario, el real cerró con una baja de 2,10% a 5,3715 unidades por cada dólar, con esta reducción acumuló a junio un descenso cercano a 0,5%”.