El déficit de Trump en los sondeos ha sido impulsado por una erosión en el apoyo de dos grandes partes de su coalición de 2016

Reuters

A falta de un día para las elecciones, el demócrata Joe Biden tiene una importante ventaja a nivel nacional sobre el presidente Donald Trump, pero el líder republicano mantiene vivas sus esperanzas al mantenerse competitivo en los estados indecisos que podrían decidir la carrera por la Casa Blanca.

La ventaja de Biden a nivel nacional se ha mantenido estable en los últimos meses. En la última encuesta de Reuters/Ipsos, marcha por delante con 51%-43 por ciento.

No obstante, Trump está todavía cerca en suficientes estados indecisos como para lograr los 270 votos en el Colegio Electoral necesarios para ganar un segundo mandato. Las encuesta muestra que la carrera sigue ajustada en Florida, Carolina del Norte y Arizona. En Florida, según números de Real Clear Politics, la tendencia en los últimos cuatro días, Trump ha recuperado un punto porcentual. En Carolina del Norte también ha ido recuperando décimas. Hace cuatro días Biden le aventajaba 48.2% vs 47.6%; ayer 1 de noviembre, la diferencia era de tres décimas a favor de Biden.

Trump también está a la zaga por cinco puntos en Pensilvania y nueve puntos en Michigan y Wisconsin, otros tres estados “bisagra” que ayudaron a darle una victoria en el Colegio Electoral en el 2016.

Sin embargo, incluso sin Michigan y Wisconsin, Trump puede volver a triunfar si mantiene todos los demás estados que ganó en el 2016.

El déficit de Trump en los sondeos ha sido impulsado en parte por una erosión en el apoyo de dos grandes partes de su coalición ganadora del 2016, los blancos sin título universitario y la población de mayor edad, así como por la desaprobación pública de su manejo de la pandemia.

Más de las tres cuartas partes de los adultos estadounidenses dicen estar personalmente preocupados por la crisis de salud, y casi el 60% desaprueba la respuesta de Trump a la pandemia, según las encuestas de Reuters/Ipsos.