La demanda mundial de petróleo se ha derrumbado en cerca de 30% debido a la pandemia causada por el nuevo coronavirus

Reuters

Los precios del petróleo se negociaban dispares el lunes, apoyados por la decisión de Arabia Saudita de recuperación adicionalmente su producción en 1 millón de barriles por día (bpd) en junio, aunque el mercado era presionado por el temor a una segunda ola de contagios de coronavirus.

El crudo Brent perdía 0,97%, o 3 centavos, a US$30,67 el barril a las 1421 GMT, volviendo a un terreno negativo después de haber cambiado de tendencia y subir por unas horas luego del anuncio de Arabia Saudita.

* En tanto, los futuros del petróleo WTI de Estados Unidos ganaban 1,74%, o 43 centavos, a US$25,17 el barril.

Arabia Saudita ordenó a la gigante petrolera Aramco reducir su producción de crudo en junio en 1 millón de barriles por día (bpd), un volumen adicional a las recortes de suministros acordados como parte de la alianza OPEP +, dijo el lunes un funcionario del Ministerio de Energía.

La demanda mundial de petróleo se ha derrumbado en cerca de 30% debido a la pandemia de coronavirus paralizada al transporte y la actividad económica, lo que ha ocasionado un nuevo incremento de los inventarios globales.

"La reciente turbulencia de los mercados de crudo fue desatada por eventos en torno a los suministros y la demanda. Estos factores parecen tener revertido por el momento y están teniendo algo de los precios", dijo Tamas Varga, analista de la correduría PVM.

* Las posibles señales de una segunda ola de infecciones preocupaban a los inversores, luego de la ciudad china de Wuhan -donde aparecieron por primera vez el covid-19- reportó un primer grupo de contactos desde que se registró la cuarentena hace un mes.

Las nuevas infecciones de coronavirus están acelerando en Alemania, apenas días después de que se flexibilizan las restricciones sociales, lo que eleva el temor a la pandemia puede salirse de control otra vez en el Hemisferio Norte. Corea del Sur también advirtió de una segunda ola del virus el domingo.

La Opep y sus aliados liderados por Rusia, un grupo conocido como Opep+, acordaron el mes pasado reducir la producción en 9,7 millones de barriles por día en mayo y junio, un nivel sin precedentes. Los productores suavizan esta restricción gradualmente después de junio, aunque los recortes de suministros permanecen vigentes hasta abril del 2022.