En la acusación se sostiene que los piratas informáticos operaron entre 2014 y 2020 e intentaron robar información sobre el cáncer

Reuters

El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha acusado a dos ciudadanos chinos de hackear a empresas contratistas del sector Defensa, investigadores de covid-19 y otras compañías de todo el mundo.

En un documento judicial publicado el martes, las autoridades de Estados Unidos dicen que los ciudadanos chinos Li Xiaoyu y Dong Jiazhi participaron en una campaña de ciberespionaje de varios años que implicó el robo de diseños de armas, información sobre fármacos, código fuente de software y más.

En la acusación se sostiene que los piratas informáticos operaron entre 2014 y 2020 y, más recientemente, intentaron robar investigación sobre el cáncer.

La Embajada China en Washington no ha atendido por ahora un mensaje de la agencia Reuters solicitando comentarios al respecto.